Quiñone: La crisis deben pagarla los que pactaron con Luis Juez

Referente opositor del Suoem, denuncia pacto Juez-Daniele
- Periodista: El conflicto parece para el Suoem una guerra sin objetivos...

- Ariel Quiñone: La Municipalidad y los empleados estamos en crisis, en un estado de desconcierto, sin objetivos claros. Además, vemos una comisión directiva sin legitimación de las bases, y que no tiene rumbos. Muchos compañeros de la comisión saben que Rubén Daniele se ha extralimitado con el compromiso político con Luis Juez, llevándonos a un conflicto sin rumbo y dejando librado a la suerte a los compañeros.

- P: ¿Hay obsecuencia en la comisión directiva?

- A.Q. : La obsecuencia es plena. Eso fue lo que me llevó a mi a conformar un frente. Nosotros muchas chances de ganarle a Rubén (Daniele) no teníamos en las últimas elecciones, pero la creación de nuestro sector fue para combatir el "si Daniele" que hay en el gremio.

- P: ¿Cómo se manifiesta está oposición al secretario general del Suoem?

- A.Q.: Tenemos opiniones, estrategias, criterios y modalidades diferentes, que nos han llevado a estar siempre en la vereda de enfrente, sobre la base de la crítica. No obstante, eso no implica que no vayamos a seguir cada decisión que se tome. Como decía, la obsecuencia es lo que prima entre los compañeros de la comisión directiva. Aun sabiendo que quien nos ha llevado a este conflicto ha sido Daniele, a partir de su especulación política, y que hoy no tiene retorno ese acuerdo con Luis Juez. Eso, a los trabajadores nos dejó librados a una situación en la que no sabemos a dónde vamos, ni a qué apuntamos. La conducción del gremio está en crisis y los empleados en total desconcierto.

- P: Daniele bajó la beligerancia.

- A.Q.: En otras circunstancias nosotros hubiésemos actuado con estrategias totalmente diferentes. En vez de pensar en conveniencias políticas preelectorales, hubiéramos pensado en cómo solucionar los problemas de los trabajadores en este recorte. La especulación política llevó a cometer errores. En primer lugar llevó a no actuar en forma inmediata cuando lo debería haber hecho. Y en segundo lugar, Daniele pecó en no permitir que se lo perjudique a Juez en una campaña electoral, a costa de empeñar los derechos de los laburantes.

- P: ¿Ustedes creen que el desastre que es hoy la Municipalidad es sólo producto de la complicidad de Daniele con Juez?

- A.Q.: Nosotros sostenemos que la crisis viene desde hace 10 años. Desde hace 10 años a esta parte no tenemos un Daniele que priorice el derecho de los trabajadores, sino que va especulando políticamente de acuerdo a las situaciones y acontecimientos que se van viviendo. Esta complicidad que Daniele tiene con Juez no es de ahora. Lo hemos manifestado desde hace rato; lo dijimos desde que se jugó en 2003 y apoyó el candidato del Partido Nuevo en ese entonces. Por eso, que a los compromisos políticos que generaron este conflicto los pague quien tenga que pagarlo y no los trabajadores.

- P: Pero hace 10 años llegaba Germán Kammerath al gobierno...

- A.Q.: Decimos que hace 10 años que la Municipalidad está en crisis porque hace ese tiempo que no hay un plan de gobierno. Paralelamente, nuestro gremio no exige a la patronal que capacite para brindar mejores prestaciones y servicios. Cuando la patronal no tiene eso claro, lo debemos plantear. Porque brindar buen servicio nos conviene a todos. No queremos estar alejados de la sociedad.

- P: Con Kammerath el gremio fue muy atento al crecimiento de la planta de personal y advirtió que la ciudad colapsaría por eso. Con Juez no tuvo la misma postura.

- A.Q.: Cuando fui secretario gremial planteé que si no tomábamos la misma postura que con Kammerath para frenar el crecimiento de personal, íbamos a tener un problema gravísimo en pocos años. Y esto atentaba en contra de los propios empleados. Después Juez jugó con la picardía de insinuar con que iban a entrar hijos de municipales, para tentar a los delegados y a toda la gente. Necesitaba ganar la elección. Daniele le permitió esto a Juez cuando fue intendente, para fortalecer juntos la estructura del Partido Nuevo. Hay empleados que han trabajado en la campaña de Juez y son afiliados.

- P: Entonces los empleados son cómplices del desmanejo...

- A.Q.: En parte. Hay que eximir al empleado municipal. La patronal pidió que entraran familiares, y el trabajador sólo aprovechó la situación. Cualquiera lo haría. Es trabajo.

- P: Recién hablaba de ausencia de capacitación. Esos 4.500 empelados nombrados por Juez, ¿qué productividad tienen?

- A.Q.: Entendemos que para los empleados es una necesidad capacitarse, y también es una obligación del empleador. Pero hay que decir que en ninguna de las últimas tres intendencias se hicieron acciones en ese sentido. Y ahora hay gente que podría serle más útil al municipio si se capacitara.

- P: ¿Qué salida le ve al conflicto?

- A.Q.: Una forma de salir de este conflicto es que Daniele y Giacomino dejen de lado sus intereses partidarios. Deben pensar cómo se pueden normalizar los servicios y llegar a un acuerdo. Porque según los datos que tenemos de las finanzas entre enero y abril de 2008 y el mismo período de este año, la afectación a sueldos no superó 55% de los ingresos.

P: ¿Qué opinión tiene sobre los dichos de Daniele, de que le importaba "tres carajos" si la afectación de recursos a sueldo llegaba al 80%?

- A.Q.: Me sorprendieron esos dichos. Pasa que nuestro sector entiende que este conflicto se resolvía de otra manera. Es decir, bregando por los derechos de los trabajadores, pero también tenemos claro que debemos reconciliarnos con la sociedad sobre la base del trabajo bien hecho.

Comentá la nota