Quince palitos al rescate de La Bancaria

Quince palitos al rescate de La Bancaria
La decisión se tomó en los primeros días del año. La gestión de Juan José Zanola, ahora preso por la causa de los medicamentos, dejó una deuda de 500 millones de pesos. El actual interventor dice que, si no llegaba la plata, no podían costear los tratamientos.
El Gobierno aportó 15 millones de pesos a la Obra Social Bancaria (OSBA), intervenida desde septiembre pasado y sujeta a una convocatoria de acreedores. La asistencia se concretó en los primeros días de enero a través de una resolución de la Administración de Programas Especiales (APE), que le adelantó a la entidad un monto equivalente a los reintegros que percibe por año en compensación por los tratamientos complejos que cubre.

La intervención oficial sobre la OSBA estableció en 500 millones de pesos la deuda que dejó la gestión del jefe de la Asociación Bancaria, Juan José Zanola, encarcelado por la causa que investiga la denominada "mafia de los medicamentos".

El rescate financiero, del que dio cuenta este diario el 5 de diciembre último, generó una polémica entre el jefe de la APE, Daniel Colombo Russell, un abogado que responde a Hugo Moyano, y el superintendente de Servicios de Salud, Ricardo Bellagio, un técnico alineado con el ministro de Salud, Juan Manzur.

Según Bellagio, la resolución 18.859/09, que daba origen al salvataje –pensado para la OSBA– dejaba la puerta abierta a que numerosas obras sociales reclamaran una asistencia similar, sin necesidad de acreditar debidamente una situación de crisis.

De hecho, fuentes oficiales confirmaron que, apenas se publicó la normativa, varios sindicatos se agolparon para incorporarse al programa de ayuda.

La disputa se zanjó con una nueva resolución de la APE, la 20.196/09, en la que se acotó el financiamiento a obras sociales en instancia judicial de concurso de acreedores. Es decir, un traje a medida para la intervención de La Bancaria, que encabeza el oncólogo Pedro Ferrara.

Para recibir la ayuda, el interventor debió abrir una cuenta en el Banco Nación con autorización de la jueza María Gabriela Vasallo, a cargo del concurso, para evitar posibles embargos de los acreedores de la obra social.

En diálogo con Crítica de la Argentina, Ferrara confirmó haber recibido los $ 15 millones durante los primeros días de este mes y justificó la necesidad de la asistencia.

"No estábamos en condiciones de pagar las coberturas de alta complejidad (como se conoce a los tratamientos en casos como sida, cáncer o hemofilia) y los prestadores no querían darnos servicios por la deuda que tenemos con ellos. Y, por otro lado, no podíamos recibir reintegros de la APE porque los expedientes están en el juzgado de (Norberto) Oyarbide", explicó Ferrara.

El magistrado retuvo las carpetas presentadas por la OSBA para cobrarle a la APE una deuda calculada en 5 millones de pesos por tratamientos brindados por la obra social y no devueltos por el Estado. Esos expedientes se integraron en la documentación secuestrada por Oyarbide en la causa por la comercialización de medicamentos truchos.

Se calcula que un tercio de los 500 millones de deuda acumulada por la obra social tiene vinculación directa con los encarcelados por la causa judicial. Por un lado, Zanola le prestó a la OSBA dinero del sindicato (Asociación Bancaria), mientras que otro apresado, el empresario Néstor Lorenzo, también es acreedor de la obra social por los productos que le vendió a través de sus droguerías, objeto central de la investigación.

Ferrara comentó que a partir de la ayuda económica logró firmar "un convenio con la industria farmacéutica para comprar los medicamentos para los tratamientos más complejos y tener en claro su origen".

De este modo, buscó despejar los temores entre los afiliados a la OSBA luego de conocerse el escándalo por los remedios truchos.

También destacó que en poco más de tres meses de intervención "bajó el déficit operacional, de $ 5 millones a $ 1,5 millones por mes".

El funcionario confirmó haber dado de baja el gerenciamiento a cargo de la firma Nossal. Esa empresa figuraba entre los principales acreedores de la obra social y también había sido señalada por la ex ministra de Salud Graciela Ocaña como vinculada con Néstor Lorenzo.

Zanola se tiene que quedar en la cárcel de Marcos Paz

La Justicia no le confía a Juan José Zanola y prefiere que continúe su detención en la prisión de Marcos Paz. A esa conclusión llegó la Sala II de la Cámara Federal porteña, que decidió rechazar el pedido del secretario general de La Bancaria para que se transforme su detención en el penal de Marcos Paz en un prisión domiciliaria.

Los jueces Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah señalaron que Zanola debe seguir en la cárcel porque podría interferir en la investigación de la causa que lleva el juez federal Norberto Oyarbide.

El sindicalistra está acusado de ser el jefe de una asociación ilícita que realizó operaciones con fármacos vencidos o adulterados de la Policlínica Bancaria y había pedido que le permitieran cumplir el arresto en su casa por su edad –75 años– y por problemas de salud crónicos.

Los camaristas también rechazaron las excarcelaciones de Susana Fionna, ex subdirectora administrativa de la Policlínica Bancaria y de María Victoria Berisso, ex secretaria de Néstor Lorenzo, el dueño de la droguería San Javier, también detenido en la causa.

Comentá la nota