Quilmes Unido disparó contra la administración Gutiérrez por la explosión del caño maestro de agua

Quilmes Unido difundió un duro comunicado ayer como consecuencia del caño maestro de agua que estalló el fin de semana sobre la calle Humberto Primo entre Paz y Sarmiento.
El texto lleva el título: "Tanto van el cántaro a la fuente que el final…" y vuelve a criticar el accionar del gobierno municipal.

Se recordará que el sábado por la mañana, un caño maestro de agua reventó generando una verdadera catarata con barro que brotó desde las veredas y circuló por toda la calle Humberto Primo hasta la barranca quilmeña. La explosión fue tan fuerte que el asfalto y veredas de varias casas fueron socavados y la cantidad de agua volcada inundó dos garajes.

A continuación el documento: "Solo las autoridades municipales no quisieron ver lo que era evidente. Tal como lo venimos denunciando desde esta Asamblea desde hace tiempo, la construcción indiscriminada de edificios y torres en Quilmes centro, sin una planificación de los suministros necesarios para sustentar tales emprendimientos, la ausencia de un Plan Urbano Ambiental que la ciudadanía viene reclamando desde hace tiempo, promesa incumplida de la actual administración, cañerías de suministro de agua y cloacas obsoletas con más de cien años, llamativa ligereza ( por no decir otra cosa) con que las empresas de servicios como Aysa, Edesur y Metrogas dan la factibilidad a todos los emprendimientos de altura y barrios privados que aparecen por los escritorios de las secretarias de obras públicas y Medio Ambiente, la falta de control y ausencia del estado municipal en la mayoría de las obras privadas, fueron el cocktail explosivo que este último fin de semana detonó en un desastre, que pudo haber sido muchísimo mas grave si ocurría otro día y a otra hora pues a las grandes perdidas materiales que ocurrieron hubieran ocurrido, lamentablemente también daños personales.

Todo comenzó cuando hubo una fuerte explosión que se escuchó debajo del asfalto a las 10 de la mañana del sábado en Humberto Primo entre Sarmiento y Paz, generó serios inconvenientes a los vecinos que habitan esa cuadra. Tal como le relató un vecino "En eso nos asomamos con mi esposa y vemos como del pavimento empezaba a salir cada vez más agua y la calle se abría."

Casi al instante, los vecinos comenzaron a salir de sus casas y no podían creer lo que veían."Estuvimos más de dos horas y media llamando hasta que llegó una cuadrilla de AYSA,"dijo otra vecina.

Para ese tiempo ya estaban los bomberos y un móvil de la policía cortando la intersección de Paz y Humberto Primo. Mientras, el agua y el barro no paraban de avanzar hacia la zona de la barranca quilmeña.

La pregunta que nos hacemos los vecinos, es cual será la próxima explosión bajo el asfalto, cuando y donde ocurrirá y que saldrá esta vez de las profundidades?

Creemos que la venda de los ojos de los funcionarios deberá caer, antes de que sea fatalmente tarde para los vecinos".

Comentá la nota