Quilmes: Quejas por suciedad en la peatonal local

El Paseo Rivadavia y el centro local presentaban ayer un panorama desolador. Ante el poco movimiento de vecinos por tratarse de la jornada Navideña se debe sumar la falta de higiene que se pudo percibir en la tradicional calle de los quilmeños.
Muchos fueron los llamados telefónicos recibidos en esta redacción haciendo referencia al tema y ante una recorrida de un equipo periodístico se pudo apreciar un estable lamentable.

Bolsas de residuos rotas, numerosos papeles reflejaron la postal de una jornada donde se debe tener en cuenta que no hubo recolección de basura ni personal de la Comuna afectado a esas tareas, en definitiva con solo dar un paseo por Rivadavia se percibía ayer este cuadro de abandono.

Más allá de ser uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad no lució ayer como tal, en Navidad las quejas fueron numerosas de los comerciantes y de vecinos.

Ante esta situación vuelve a salir al tapete una vieja polémica, si el Paseo debe ser controlado y mantenido solo por la Municipalidad o si debe participar la Asociación Amigos del Paseo Rivadavia. Más de un vecino ayer en comunicación con esta redacción dijo que "no se puede andar", "es una verguenza", "Rivadavia es un abando-no, una mugre, hay un olor insoportable… es un desastre".

EL SOL realizó una recorrida y todas las voces fueron coincidentes acerca del estado que en la actualidad presenta la principal arteria comercial del distrito y la falta del cuidado de décadas atrás. Uno de los puntos a tener en cuenta fue el referido a mayor presencia policial y controladores de tránsito a lo largo de las semanas para ordenar otro tema que preocupa: los intensos congestionamientos en horas pico durante la semana.

Comentá la nota