"Quiero terminar el mandato"

En algún momento su nombre fue lanzado para encabezar la lista de diputados del Frente Progresista, pero ayer la vice cerró cualquier posibilidad. "No quiero repetir el cambalache", ironizó, en alusión a las candidaturas "testimoniales".
El Frente Progresista comenzará a definir esta semana la futura lista de candidatos para las elecciones parlamentarias del 28 de junio. Ya hay un acuerdo previo: la lista de senadores nacionales será encabezada por un socialista, que no será otro que el presidente del PS, Rubén Giustiniani -que irá por un segundo mandato-. Y la de diputados nacionales por un radical, que podrían ser el intendente de Firmat, Carlos Torres o el subsecretario de Coordinación y Gestión Territorial de la provincia, Jorge Alvarez, a quienes acompañarían un socialista, una mujer del ARI y un dirigente del Partido Demócrata Progresista, en ese orden. Una de los nombres que más sonó en los últimos días en los corrillos de la Casa Gris fue el de la vicegobernadora Griselda Tessio para encabezar la lista de diputados nacionales -como sugirieron alguna vez los socialistas- o la de senadores -como retrucaron los radicales-, pero la propuesta se desinfló rápido porque la candidatura de Giustiniani es innegociable para el PS. Y de paso, Tessio cerró las puertas a la posibilidad de postularse para banca en el Congreso con una candidatura testimonial, como las llaman ahora. "No quiero repetir el cambalache", ironizó la vice.

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, dijo que el Frente Progresista comenzará a definir la lista de candidatos a legisladores nacionales. "Vamos a comenzar en estos días, no tengo una fecha cierta, pero podemos comenzar esta semana", afirmó en un diálogo con cronistas de la Casa Gris.

Bonfatti fue reticente a deslizar nombres en público, pero precisó que la lista se definirá en un ámbito de consenso. "Los partidos del Frente Progresista tenemos una mesa político integrada por quince miembros que nos reunimos todas las semanas o cada quince días y ahí vamos a tomar las decisiones entre todos", explicó. La mesa es presidida por el propio gobernador Hermes Binner.

-¿La vicegobernadora Tessio puede ser candidata? -preguntó Rosario/12.

-Todo el mundo puede ser candidato -contestó el ministro.

-Su nombre sonaba para encabezar la lista de diputados nacionales.

-Hasta ahora no hay nada definido, en absoluto. Usted me pregunta y yo digo que sí: pueden ser candidatos Juan Perez o Daniel Gómez, cualquiera -insistió Bonfatti, con cierta ironía.

-¿Y el senador Gustianiani va por la reelección?

-Cualquiera puede ser candidato -retrucó.

Pero más allá de la respuesta de Bonfatti, la candidatura de Giustiniani a renovar su banca en el Senado de la Nación es innegociable para su partido. Lo debería acompañar una mujer del radicalismo, así que en algunas conversaciones informales, los socialistas llegaron a deslizar el nombre de Tessio como candidata a senadora nacional. Los radicales que escucharon la propuesta retrucaron con una contraoferta: estaban de acuerdo que la vicegobernadora fuera candidata el 28 de junio, pero como primera senadora nacional, para lo cual Giustiniani debería declinar la reelección en el Senado y encabezar la lista de diputados nacionales. El retruque de los radicales sorprendió a los socialistas que rechazaron un eventual desplazamiento de Giustiniani y no volvieron a hablar más del asunto.

Ayer, la propia Tessio cerró el debate interno con una definición tajante: "No quiero repetir el cambalache", dijo cuando le preguntaron si aceptaría postularse para una banca en el Congreso. Una candidatura testimonial, como la llaman ahora. "No soy candidata. Mi idea es terminar el mandato. Estoy aquí como parte integrante de una fórmula. Hay muchas cosas que hacer en el Senado, construir consenso y discutir disensos", dijo por Radio Dos.

Y se pronunció en contra de gobernadores o intendentes que decidieron poner el nombre y el cuerpo a la campaña y postularse para cargos parlamentarios que no asumirán. "Estamos discutiendo estas cuestiones, como las presuntas estrategias del gobierno nacional que lleva candidatos que no van a asumir. No me parece correcto para la construcción de la democracia. De esta forma le damos la impresión al pueblo que todo vale lo mismo, que todo da igual. Ya tenemos un tango. 'Cambalache', que pinta situaciones así donde todo da lo mismo y a mí no me gusta repetir los cambalaches", ironizó Tessio.

Sobre su futuro en la política, Tessio se mostró dubitativa: "No sabría qué decir y mentiría si pudiera decir qué voy a hacer cuando termine el mandato. La política es fascinante aunque alguien podría decir que llegué tarde pero les podría contestar que llegamos a los lugares cuando estamos maduros para ello".

Comentá la nota