*"No quiero una provincia incendiada en 2011"

Horacio Quiroga terminó de definir que el adversario a vencer el 28 es el MPN, y que su candidatura es trampolín hacia la candidatura a gobernador para 2011. Le contestó a Sapag, quien por otra parte aspira a la reelección.
Como no podía ser de otra manera, Horacio Quiroga aprovechó las últimas declaraciones del gobernador neuquino Jorge Sapag para enrostrarle que "no debe preocuparse por un simple candidato a diputado nacional, él debe preocuparse por gobernar la provincia y ejercer todas sus facultades con plenitud".

Sapag había declarado que Quiroga se equivocaba criticándole a él, puesto que ya le había ganado las elecciones en 2007, y su competidor ahora era José Brillo.

"Yo quiero que a Sapag le vaya bien porque en el 2011 no quiero hacerme cargo de una provincia incendiada", dijo Quiroga, remarcando que "yo le creo y estoy dispuesto a acompañarlo en lo que sea necesario para que la Nación restituya a Neuquén los recursos que no se le reconocen".

El ex intendente capitalino reiteró que "la política de concentración de recursos que lleva adelante el gobierno nacional asfixia a las provincias y Neuquén lo ha sufrido en carne propia. En los últimos años la provincia ha perdido de percibir más de 3.000 millones de dólares y no he escuchado a ninguno de los ocho representantes en el Congreso de la Nación que reclame algo".

Embarcado en una oposición muy marcada al gobierno nacional, destacó Quiroga que "el gobierno del matrimonio Kirchner usa la caja del Estado para premiar a sus amigos y castigar a quienes consideran sus enemigos. De todas formas, al gobierno provincial tampoco le ha alcanzado con alinearse con los Kirchner y por eso cuando vino la Presidente lo único que hizo fue traer espejitos de colores", dijo.

Comentá la nota