"Quiero administrar la ciudad porque me siento en condiciones de hacerlo"

Aseguró que "si no me cierran las puertas en mi partido", seré el candidato a intendente por el Partido Justicialista.
Indicó que lo mejor que puede ocurrir en el peronismo es que existan internas y anunció que ya está preparando un plan de gobierno para los primeros cien días en la intendencia. Dijo estar convencido que temas como salud, educación y seguridad deben pasar a la órbita municipal. "No hay mejor cosa que el intendente se ocupe de esas cosas y le transfieran los problemas directamente, en lugar de recurrir a la gobernación".

El comerciante Eligio Lovera decidió incursionar en política y presentar candidatura para ser intendente de Río Grande. Dijo que espera poder hacerlo representando al Partido Justicialista, para lo cual deberá sortear un problema con la afiliación, ya que no se encuentra en los padrones, a pesar de haberse afiliado hace ya casi cinco años.

¿Por qué se decide incursionar en política y presentarse como candidato a intendente?

Esto lo venía madurando hace un tiempo y no lo hice antes porque no estaba en condiciones, por un montón de motivos. Hay muchas cosas que evalúo para decir que quiero ser candidato a la intendencia de Río Grande. Estoy seguro que voy a ser el próximo intendente, por eso he lanzado la candidatura 24 meses antes, porque considero que para ser serio y responsable hay que tener todo programado y no llegar a la intendencia o a cualquier otro puesto y después decir: "ahora qué hacemos".

Estamos trabajando para la intendencia de Río Grande y estamos desmenuzando el presupuesto que tiene actualmente, para saber con certeza lo que vamos a hacer.

Cuando usted dice "estamos", es porque ya tiene un grupo de personas que lo respalda.

Hay profesionales, que no militan en partidos políticos. Entre ellos ingenieros, contadores, arquitectos, médicos, abogados que están trabajando para hacer un Río Grande mejor. Estamos haciendo un plan estratégico de gobierno para los primeros cien días, para cuando seamos electos.

Creo que mis propuestas, lo que voy a ir contando a la población, creo que es creíble. Creo que soy un hombre creíble y quisiera que la gente confíe en mí, por lo tanto voy a decir todo lo que pueda hacer. No voy a prometer cosas que no pueda hacer.

¿Su candidatura será por algunos de los partidos tradicionales o a través de otra propuesta política?

Soy peronista y quiero ir por el Partido Justicialista. Hoy mi afiliación no está en vigencia, porque no lo han encontrado, pero mis orígenes son peronistas. Yo nací y viví en el Paraguay hasta los quince años y no tuve ni ojotas. En casa siempre se hablaba de Perón porque en el año 1953 envió trenes completos de regalo para los humildes paraguayos. Eso me contaba mi abuela.

He hablado con algunos dirigentes del peronismo, espero que pronto actualicen el partido. Que modifiquen la carta orgánica y que sean los mejores candidatos.

¿Pide una suerte de amnistía?

No sé cómo se encuadraría, si es amnistía o no. Creo que todo el mundo se debe reafiliar y que todos pueden ser candidatos, no sólo aquellos que tienen dinero nada más; sino también quienes tienen ideas y convicciones fuertes. La gente reclamará que el candidato sea serio y que tenga antecedentes. Que el candidato muestre qué hizo en su vida, porque promesas las puede hacer cualquiera.

Tengo convicciones muy fuertes e inmodificables que son mi trayectoria, mi honestidad y mi capacidad. Esas cosas puedo ofrecer a Río Grande y quiero administrar la ciudad porque me siento en condiciones de hacerlo, con distinción y con categoría.

¿Se sometería a una interna si se abre está posibilidad en el justicialismo?

Por supuesto. La interna será la mejor cosa que puede ocurrir. Puedo creerme muy inteligente y muy listo, pero tiene que haber internas. El mejor conduce, el que pierde acompaña. Si yo voy a la interna y pierdo, no voy a pedir ningún puesto al ganador ni cargos para la gente que trabajó para mí. Ya libero desde hoy a toda esa gente. Si nos ganan en la interna los ayudaremos siempre con la predisposición que tenemos. El sector de Eligio Lovera no será traba para el mejor candidato. Y espero lo mismo de mis compañeros: que no pongan trabas una vez que gane. Que no digan que votarán en mi contra, porque eso es ser traidor.

¿Si en el PJ no abren la posibilidad de la reafiliación, usted se iría a otra fuerza para ser candidato?

Espero, sinceramente, que no me cierren las puertas. Yo ofrezco ahora mi corazón. Si con esta buena intención que tengo, mis compañeros me dicen que no, recién ahí veré qué hago. No puedo decir ahora nada. No tengo ninguna idea ni proyecto para irme del partido. Soy peronista por convicción, soy argentino por convicción, aunque haya nacido en el Paraguay.

Por ahora no hay ninguna dificultad con mi candidatura. Si existiera, lógicamente que voy a luchar para que eso no exista. Resistiré y daré las explicaciones que sean necesarias, pero el partido debería acompañarme con esta idea. Espero modificar muchas cosas en Río Grande, la ciudad que amo.

¿Qué temas le parecen prioritarios para volcar en ese plan de gobierno de los 100 días?

La primera medida crear escuelas municipales, que el hospital pase a la órbita municipal y que la fuerza policial dependa de la Municipalidad. Con el presupuesto correspondiente. No hay mejor cosa que el intendente se ocupe de esas cosas y le transfieran los problemas directamente, en lugar de recurrir a la gobernación.

También se necesita seguridad vial. Nuestra población está creciendo mucho y está colapsado el tránsito. Debemos tener autopistas, dos vías por lo menos desde Río Chico hasta Punta María, como mínimo. Este proyecto lo gestionaremos ante Nación.

Tenemos muchas ideas, los peronistas siempre tenemos muchas ideas y las llevamos a cabo. Gestionaremos, aún si nuestro partido no está en el gobierno central o en la administración provincial.

Gestionaremos para Río Grande, no para un partido. Yo voy a ser intendente de la ciudad y para los ciudadanos riograndenses. No voy a ser el intendente del Partido Justicialista.

¿De las propuestas planteadas todas nacen de su propia decisión o surgen de planteos que le han hechos los vecinos?

La preocupación de la gente es la seguridad, la educación y la salud. Creo entender a la gente, soy una persona común, con sentido común. A pesar que muchos digan que he copiado algunos términos de políticos nacionales, al decir que soy un hombre común (N. de la R.: hace referencia a Francisco de Narváez); pero eso es verdad, soy un hombre común, con algunos capitales y valores materiales, pero eso no es lo importante.

La gente me transmite diariamente muchas cosas. Me dicen lo que tengo que hacer. Hace una semana que largué la precandidatura y no tengo ahora que recorrer los barrios para dar a conocer lo que voy a hacer porque hace treinta y tres años que lo vengo haciendo.

VIA INTERNET

Para tener un contacto más fluido con la gente, Lovera implementó una página web donde la gente puede acceder para enviar sus sugerencias, dar algún contacto telefónico para que él mismo pueda llamarlos y compartir ideas. "Siempre trataré de comunicarme con ellos", dijo el comerciante.

La página de internet es "www.eligiolovera.com.ar".

DE FABRISUR A LA CADENA ENJOY

Eligio Lovera tiene 54 años. Nació en Paraguay, país donde estuvo hasta los quince años. Recuerda perfectamente que el 6 de enero de 1976, a las cinco de la tarde, con 21 años de edad, ingresó a Río Grande, con la tarea asignada de terminar de montar la empresa Fabrisur SA.

En principio se iba a quedar por tres meses en Río Grande, pero después del golpe de Estado de marzo de ese año, los dueños le pidieron que se quede por más tiempo. "Así lo hice, me gustó mucho y decidí radicarme acá", dijo Eligio Lovera.

"En 1979 me quedé como gerente de la empresa, con 25 personas a mi cargo. Tenía en ese entonces 23 años nada más. Hasta los 37 años fui gerente de la compañía, director general y apoderado", contó.

Tras vender la compañía, Lovera decidió encarar comercios propios y así nació la cadena "Enjoy Importación", que en la actualidad cuenta con cuatro sucursales. A esto luego agregó el comercio "Ruedamotor", que tiene la representación oficial de Hyundai.

Lovera está casado con Ana María Grao, con quien tuvo tres hijos: Mariana, de 26 años, quien es licenciada en comercio exterior tras estudiar en la Universidad de Belgrano. Aron de 22 años, quien estudia la misma carrera pero en la UADE y Agustina de 16 años, que está terminando de cursar el Polimodal. Su esposa y sus tres hijos son fueguinos.

Comentá la nota