Quieren que trabajen dos mil personas en el polo cooperativo que construyen en los ex talleres

El Ministerio de Planificación Federal pasó cinco millones de pesos para la ejecución de la primera etapa. Dicen que en total se invertirán $ 40.000.000.
Anunciada como una de las obras más ambiciosas en la historia reciente de Junín, aseguran que la inversión total para la conversión de los ex talleres ferroviarios en un polo cooperativo será de 40 millones de pesos.

El dato fue revelado a DEMOCRACIA por Patricio Griffin, el juninense titular del Instituto Nacional de Economía Social (INAES). Según el funcionario, ya están ejecutándose siete millones de pesos.

Los primeros dos salieron directamente del INAES, mientras que el reto proviene desde el Ministerio de Planificación Federal, cartera con la que se abroqueló un acuerdo anteayer.

Los números preceden a un dato oficial más relevante: aseguran que en el polo trabajarán alrededor de dos mil personas. "Trabajaban casi cinco mil en los talleres y creemos que podemos llegar a alojar alrededor de la mitad. No haremos discriminación a la hora de seleccionar una empresa para entrar al predio, pero no nos sirve una empresa que invierte 20 millones de dólares y tiene cinco empleados", ejemplifica Griffin.

¿Cómo será entonces el proceso de inserción para las empresas o cooperativas? Lo primero, explica el funcionario, es el estudio regional que harán en conjunto con la UNNOBA. "Buscamos determinar las necesidades de la zona para poner un punto de partida", desarrolla.

Una vez propuesto un marco de orientación, cooperativas o emprendedores podrán presentar proyectos concretos, que serán evaluados por concurso. "El INAES tiene una serie de créditos y formas de financiamiento para acompañar a los que decidan iniciar algo. Además están a punto de comenzar unas capacitaciones para ayudar a los cooperativistas", agrega.

Primera parte

Antes de cualquier iniciativa privada deberá terminar el proceso de "puesta en valor", como llaman en el INAES a la serie de refacciones que realizan en los talleres. "Eso es fundamental y para ello estará destinada la mayor parte del dinero inicial. Creemos que para fines de octubre estará acondicionado un primer galpón de seis mil metros cuadrados", anticipa.

Para esa época también estarían listos tres estudios encargados ad hoc: el primero que se realizará en conjunto con la UNNOBA por la cuestión de conveniencia económica para los proyectos, un segundo de infraestructura y un tercero ambiental.

"Esos son pasos básicos para pensar antes de la instalación de cualquier iniciativa. Además en ese momento queremos instalar el polideportivo y un lugar sociocultural, una suerte de museo ferroviario", cuenta.

En los tiempos electorales que corren, la desconfianza es creciente. "Con el Ministerio de Desarrollo Social tomamos la decisión política de avanzar. El proyecto está y fue iniciado, y seguramente, como para cada iniciativa, habrá más o menos recursos en determinado momento", admite.

Comentá la nota