Quieren que la SAETA pague la multa por desobedecer a la Justicia

Quieren que la SAETA pague la multa por desobedecer a la Justicia
Fuentes judiciales indicaron que se solicitará que la Sociedad Anónima de Transporte Automotor (SAETA), pague las multas impuestas por desobedecer la orden de la Justicia para que se deje a la empresa Centro Imagen -que tenía a su cargo la publicidad para disponer en la carrocería de los coches, antes de que se rescinda el contrato-, cumplir con los contratos vigentes
El jueves pasado la jueza interina en el Juzgado Laboral Nº 1, Liliana Gómez Diez, había reiterado a la SAETA que cumpla con la orden emitida por el juez Herrera (titular de ese tribunal), los primeros días de junio o, caso contrario, elevaría la multa diaria de $1000, a $1500.

Entre el jueves y el viernes Centro Imagen volvió a los corredores de la SAETA para cumplir con la orden y otra vez encontró con la negativa de ingreso en las transportistas por una orden que emitió la concesionaria el 19 de mayo pasado, y que aún no fue revocada.

En esta disposición se indicaba, en pocas palabras, que Centro Imagen no podía ingresar al predio de ningún corredor por tener el contrato rescindido.

Las justificaciones de los responsables de la SAETA es que no tienen en claro cuáles contratos están vigentes, dado que Centro Imagen solo presentó órdenes de compra y ninguna facturación. A esto agregaron que la empresa dejó de pagar el canon establecido por contrato, y que aún no depositó el 30% de lo recaudado el mes pasado (cuando se rescindió el contrato), como lo exige el contrato rescindido.

La baja del contrato, según Centro Imagen, tuvo que ver con la contratación de la empresa con candidatos a diputado nacional distintos al candidato del gobernador Juan Manuel Urtubey, Fernando Yarade. Según la SAETA, la rescisión se estableció porque la publicitaria incurrió en una falta grave.

En el medio, nadie del Gobierno salió a aclarar si es verdad que el presidente de la SAETA, Federico Berruezo, contrató directamente la publicidad con Centro Imagen por una pauta de 50 mil pesos, según la denuncia de la titular de la publicitaria, Nilda Avilés.

En estos hechos, resta además establecer la relación que la mujer dijo, hay con Fundación Idear, a la que sostuvo, se debían hacer las facturas por la publicidad de Yarade.

Esta Fundación tuvo en algún momento en sus manos la Escuela de Administración Pública (EAP-, ahora en manos del Gobierno).

En su momento, el referente de la Fundación para firmar convenios con el Gobierno en 2005, fue el gobernador Urtubey.

Comentá la nota