Quieren saber quién paga las cuentas de Jaime

Lo solicitó al juez el fiscal Carlos Rívolo; pidió informes sobre un avión y un yate de lujo
Con la intención de saber quién paga las cuentas del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, su evolución patrimonial desde que era funcionario provincial y establecer si adquirió un yate valuado en 1,5 millones de dólares, el fiscal Carlos Rívolo pidió al juez federal Norberto Oyarbide diversas medidas de prueba en la causa en que investiga el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

El fiscal amplió la investigación a todo el grupo familiar de Jaime, por lo que pidió que Aerolíneas Argentinas, LAN, Andes y Aerochaco le informaran si Jaime y su familia tienen cuentas corrientes, que expliquen cómo se pagaron los pasajes que usaron, a qué precio y los destinos a los que volaron.

También le pidió a la Oficina Anticorrupción de Córdoba que remitiera la última declaración jurada de bienes de Jaime cuando era funcionario del Ministerio de Educación provincial para compararla con las últimas declaraciones juradas que presentó como funcionario nacional. Con respecto a este punto, Rívolo pidió que la Oficina Anticorrupción informara sobre la declaración jurada de baja de Jaime, presentada luego de que el Ministerio de Economía lo intimó a cumplir con el trámite. En esa declaración, aseguró que había renunciado con menos bienes que los que tenía cuando asumió, en 2003. Dijo que su capital era de $ 266.000 y ahora aseguró tener menos de $ 80.000.

El fiscal quiere saber quién paga las cuentas de Jaime del departamento que alquila en el piso 12 del edificio de Avenida del Libertador 654, de Retiro. Por eso pidió recibos de expensas, servicios e impuestos para establecer si el ex funcionario con un sueldo de $ 8000 podría haber afrontado esos gastos. Quiere saber también cuánto paga de patente por su moto BMW 1200.

También pidió informes de las cuentas del ex funcionario y de su familia, sus movimientos, saldos y transferencias entre ellas.

El barco fantasma

En la causa se investiga si Jaime está relacionado con la compra de un crucero Altamar 64, modelo 2009, valuado en 1,4 millones de dólares, como lo denunció el abogado Enrique Piragini. El letrado dijo que ese barco fue llevado a Angra dos Reis, en Brasil.

Oyarbide y Rívolo averiguaron tras allanar el astillero que una sola embarcación de esas características fue enviada al extranjero. El comprador de ese yate es la empresa norteamericana Dalia Ventures LLC. Por eso, el fiscal le pidió al juez que mandara un exhorto a Estados Unidos para conocer quiénes son los socios que integran el directorio de la firma.

La Nacion pudo averiguar en registros públicos de empresas del estado de Delaware, de donde es la compañía, que se constituyó el 7 de enero de 2009 y la compra del barco se efectuó el 10 de marzo pasado, dos meses después.

La embarcación, Capricornio, fue llevada por tres personas a Brasil, y en la documentación del barco se autoriza a retirarlo a Manuel Vázquez, el empresario español asesor de Jaime. Por eso, el fiscal quiere interrogar a los navegantes que llevaron el barco a Brasil.

Como resta saber si el avión Lear Jet 31 A valuado en 4 millones de dólares que Jaime usaba con frecuencia en vuelos con su familia está vinculado con el patrimonio del ex funcionario, el fiscal pidió que la aseguradora norteamericana que tiene la póliza informara quiénes lo habían asegurado.

Para avanzar sobre Vázquez, Rívolo quiere conocer los antecedentes que obran en Migraciones, para saber cómo fue que Vázquez tramitó su DNI de extranjero.

Comentá la nota