"Quieren revertir este modelo"

La presentación de los candidatos del Encuentro Popular para la Victoria fue en el tradicional bar Homero Manzi, en Boedo.
El retrato de Homero Manzi estaba en la pared opuesta al escenario. Era difícil que los candidatos pudieran observarlo desde la otra punta del salón. Aunque la gente que ocupaba el bar le impedía ver el cuadro, Carlos Heller se acordó del escritor, periodista y fundador de Forja apenas le pasaron el micrófono. "Sus ideas no tienen nada que ver con el pensamiento de los que presentaron aquí su lista el martes pasado", aseguró. El primer candidato a diputado por el Encuentro Popular para la Victoria se refería al lanzamiento de la candidatura de su rival, la ex vicejefa de Gobierno Gabriela Michetti, realizada en el mismo lugar: la tradicional esquina de San Juan y Boedo. "El desagravio se lo vamos a dar en las urnas", prometió Heller, y la multitud le retribuyó con una de las ovaciones más largas de la tarde. Fue ayer en Boedo, en la presentación de los candidatos de la coalición de centroizquierda. "El 28 de junio vamos a confrontar con quienes abiertamente plantean que quieren revertir este modelo de producción y creación de empleo", desafió Heller.

El acto mostró la unidad de un espacio muy diverso que hasta hace poco no podía ponerse de acuerdo. Todo cambió en las últimas dos semanas. Y a juzgar por lo que se escuchó ayer, la dispersión de entonces parece estar mutando en entusiasmo, en disposición a pelear palmo a palmo con las dos listas que aparecen adelante en las encuestas: el PRO y el Acuerdo Cívico y Social. "Los convoco a que seamos un torrente lleno de entusiasmo en cada uno de los barrios. Si lo hacemos, se van a pegar un susto, se van a llevar una gran sorpresa", arengó Heller. A su lado lo escuchaba el jefe de campaña de la coalición, Daniel Filmus. El senador se había ocupado de presentar a los primeros cuatro candidatos a diputado; también a los primeros cuatro postulados a legislador.

Por turnos y con discursos en la mayor parte de los casos muy breves, se fueron sucediendo Claudio Palmeyro (taxistas); el titular de Cascos Blancos, Gabriel Fuks; la directora del Inadi, María José Lubertino; el dirigente de Judiciales y de la CGT, Julio Piumato; el dirigente social de Mataderos, Mateo Romeo; la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, y el gremialista docente y hombre de la CTA, Francisco "Tito" Nenna. Detrás de ellos, el palco mostraba un eslogan que invitaba a "seguir creciendo para distribuir mejor". Sobre el escenario también se habían ubicado los que se postulan a partir del quinto lugar: eran el legislador Sebastián Gramajo, la ex subsecretaria de Educación porteña Mara Brawer y el dirigente de La Cámpora Andrés Larroque, entre otros.

Uno de los más aplaudidos fue Piumato. El dirigente de la CGT mencionó la cercanía con la Iglesia de la Santa Cruz, en cuyo colegio estudian sus hijos, y recordó a María Eugenia Ponce, una de las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo, secuestrada por la dictadura y cuyos restos fueron enterrados en la Santa Cruz. Dirigente de la CTA, Nenna homenajeó a los docentes desaparecidos y mencionó en particular a dos: Américo Marchetti y Carlos "Cacho" Carranza. "Con Tito Nenna/ en la ciudad/ y Carlos Heller diputado nacional", cantó la multitud. Afuera del bar se vieron banderas celestes y blancas junto a otras rojas del Partido Comunista. Una convergencia impensable en otros tiempos.

Comentá la nota