Quieren que la Reserva del Puerto sea declarada área protegida provincial.

Quieren que la Reserva del Puerto sea declarada área protegida provincial.
Entre los fundamentos destacan ese paso como fundamental para que el humedal sea incluido como sitio Ramsar y de esta forma acceder a subvenciones para "ponerla en valor".
El Consejo de Administración de la Fundación Reserva Natural del Puerto de Mar del Plata pidió la intervención del Concejo Deliberante para que dicho ecosistema sea declarado área protegida provincial.

Se trata de una solicitud de ordenanza a través de la que los concejales eleven a la Provincia el pedido.

La solicitud, que lleva la firma de las autoridades de la fundación Fernando Evangelista (presidente), Carlos Bracchi (secretario) y Alfredo Antoniucci (tesorero), se basa en "las facultades indelegables que tienen los poderes del Estado en la defensa de los recursos naturales" y además de listar la serie de características de este ecosistema dignas de proteger y conservar, señala que de esta forma la reserva podría ser "incluida como sitio Ramsar (Convención Ramsar de 1971 celebrada en Irán sobre protección de Humedales)" lo que permitirá "acceder a pequeños proyectos subvencionados que admitan poner en valor la Reserva Natural".

A fin de evaluar y concretar estas solicitudes el proyecto contempla la "designación de una comisión para que evalúe junto a la fundación proyectos de manejo que permitan al ecosistema tener un desarrollo racional y sustentable a fin de poder cumplir con sus fines de investigación y educativos".

Para la fundación, la Reserva Natural Puerto Mar del Plata reúne todas las condiciones para ser considerada un humedal.

Asimismo hicieron referencia al proceso de sequía que la está afectando para señalar la importancia de herramientas legislativa y económicas para cuidarla.

Particularidades

"Además de las características que reúnen los humedales en general, la Reserva constituye un espacio verde de características muy particulares al tratarse de un ambiente silvestre rodeado por una ciudad. En pocas partes del mundo se tiene el privilegio de contar con un ecosistema donde es posible encontrar especies de fauna silvestre en contacto directo con el medio urbano (podemos citar las más de 150 especies de aves residentes y migratorias, las distintas especies de peces, anfibios, reptiles y mamíferos)", señalaron en el informe.

Además recordaron que la reserva es hábitat de varias especies "que figuran como especies amenazadas en el protocolo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, como el federal (Amblyramphus holoceriseus), el burrito negruzco (Laterallus spilopterus) o el pato media luna (Anas Discors).

Asimismo, es posible observar durante la migración invernal, la presencia de hasta 200 ejemplares (promedio) de gaviota cangrejera (Larus atlanticus), lo que representa el 5 % de la población total de esta especie y se encuentran "rarezas" como el pato cabeza negra (Heteronetta atricapilla) y la gallineta overa (Pardirallus mascullatus).

Por otra parte hay reptiles que están seriamente amenazados por la presencia regular de cuatriciclos y rodados 4 x 4 en la zona costera como la Lagartija arenícola (Liolaemus wiegmanni).

Además, los autores del proyecto señalaron que el ecosistema "posee un alto valor para el desarrollo de actividades educativas e interpretativas, siendo un lugar de fácil acceso para los grupos de educación formal y no formal", como también su "potencial turístico-recreativo desde la perspectiva de la protección del medio ambiente y su comprensión, así como para la formación de una conciencia de respeto y conservación de los recursos naturales".

El papel de los humedales

El término humedales refiere a una amplia variedad de hábitats interiores, costeros y marinos que comparten ciertas características.

Son ecosistemas de gran importancia para los procesos hidrológicos y ecológicos que en ellos ocurren y para la diversidad biológica que sustentan.

Se los identifica como áreas que se inundan temporalmente, donde la napa freática aflora en la superficie o en suelos de poca permeabilidad cubiertos por aguas poco profundas. Las dimensiones de los humedales varían enormemente. Pueden tratarse de una charca al costado del camino como de una gigantesca bahía que ocupa millones de hectáreas. Entre los procesos hidrológicos que se desarrollan en los humedales se encuentra la recarga de acuíferos, cuando el agua acumulada desciende hasta las napas subterráneas.

Entre las funciones ecológicas podemos observar que a través de la retención, transformación y/o remoción de sedimentos, nutrientes y contaminantes se juega un papel fundamental en los ciclos de la materia y en la calidad del agua y el aire. Además los humedales sustentan una importante diversidad biológica y en muchos casos constituyen hábitats críticos para especies seriamente amenazadas.

No obstante la importancia que se le da hoy a la conservación de los humedales, durante siglos fueron considerados tierras marginales que debían ser drenadas o "recuperadas", para su afectación a la producción, especialmente para la ampliación del área agrícola o industrial.

Dado que la existencia de agua dulce está relacionada con el mantenimiento de ecosistemas sanos, la conservación y el uso sustentable de los humedales se vuelve una necesidad impostergable.

Comentá la nota