Quieren regular la actividad de los cuidadores de perros

Es un proyecto de la concejala Lucía Aliberto, elaborado a partir del reclamo de vecinos por el estado en que quedan las veredas. Contempla que se los paseadores levanten los desechos de los animales.
"Cada vez más personas se dedican a prestar este servicio, actividad que hoy no se encuentra regulada en nuestra ciudad. Lo que empezó como una posibilidad laboral para los jóvenes y la forma de resolver las salidas de sus mascotas para los dueños que viven en ambientes reducidos, se instaló en parques y plazas riocuartenses", aseguró la edil Lucía Aliberto, quien elaboró un proyecto para regular la actividad de los cuidadores de perros.

La concejala del bloque Río Cuarto para Todos, agregó: "Los paseadores de perros andan por la vía pública de la ciudad, a la mañana y a la tarde, enredados entre 3 y hasta 6 o 7 correas, que tiran hacia todas las direcciones". Señaló a PUNTAL que la propuesta surgió a partir del planteo de vecinos molestos por las angostas veredas del micro y macrocentro, que se ven repletas de estos animales. "Los ven atados en la vía pública y no se puede transitar, por eso piden que tengan un lugar concreto", dijo.

La concejala aclaró que si bien se presentó el proyecto, "está abierto a los paseadores que quieran acercarse y brindar sus opiniones para mejorar la propuesta". "Es un trabajo poco visto y si está mejor regulado puede ser incluso más rentable", consideró Lucía Aliberto.

- ¿Existen otras normativas sobre la presencia de animales en la vía pública?

- Sí, existe aquélla vinculada a la presencia de perros en la vía pública, pero en líneas generales no se cumplen. Las ordenanzas vigentes exigen a los dueños que saquen a sus mascotas con correa, collar y en caso de animales potencialmente peligrosos con bozal, no habiendo regulación en cambio sobre los paseos de jaurías, así como tampoco sobre la obligación por parte de los responsables de perros de tener que recoger las deposiciones para mantener limpia la vía pública.

Cuidados

"En la búsqueda y devolución del animal al domicilio, no hay una brecha horaria fija, por lo cual muchas veces en horarios pico se juntan en el microcentro los paseadores, dificultando el tránsito vehicular y la tranquilidad de los peatones", indicó la concejala. Señaló que por esto es necesario que se contemplen cuestiones referidas al ejercicio de la actividad por parte de los cuidadores.

"Además -agregó la edil Lucía Aliberto-, es de vital importancia reforzar el poder de policía de las autoridades municipales, a los efectos de reglamentar el control en el desarrollo del servicio, demarcar sus obligaciones, fijar los radios permitidos para que los paseadores desarrollen su actividad; todo ello en beneficio de todos los ciudadanos".

En el proyecto se contempla que desde el momento en que el paseador de perros retira la mascota:

Si dentro de la jauría que éste pasea se encuentran canes considerados peligrosos, deberá tomar los recaudos pertinentes para evitar accidentes o agresiones durante el paseo.

Estarán obligados a recoger las deyecciones de los animales, a tal efecto deberán proveerse de una escobilla y bolsas de residuos o cualquier elemento apto para la recolección.

En el espacio público los animales no podrán permanecer atados a árboles, monumentos públicos, postes de señalización y mobiliario urbano, etc.

Comentá la nota