Quieren reflotar "Playa Esmeralda" como balneario municipal en Villa Carlos Paz

Villa Carlos Paz. La Secretaría de Obras y Servicios Públicos se encuentra culminando con las tareas de refuncionalización de la llamada "Playa Esmeralda" de Villa Carlos Paz, ubicada sobre las márgenes del lago San Roque, que -como parte de un innovador proyecto- se convertirá nuevamente en balneario municipal, como fuese en la décadas del sesenta y setenta.

"Playa Esmeralda" se encontraba en un "preocupante" estado de abandono, desde hace más de quince años, lo que originó numerosas quejas por parte de los vecinos de la zona, que denunciaban que el espacio era mal utilizado por "banditas de jóvenes"; que, según sostuvieron, "muchas veces se reunían a tomar alcohol y a escuchar música fuerte".

Las estructuras existentes en el predio también estaban severamente dañadas, con pastizales crecidos y llenos de basura, que eran frecuentados por "grupos de pescadores y algunos linyeras".

La etapa inicial del proyecto encarado del municipio carlospacense culminará en los próximos días, luego de que fueran colocadas nuevas luminarias (seis pertenecientes a la vía pública, nueve ornamentales y otras diez más en las inmediaciones del predio), se edificaran 400 m/2 de pavimento destinado a cordón cuneta y a dársenas (que cuentan con capacidad para albergar quince vehículos), se repararan los canteros existentes, se realizaran tareas de parquización y se pintaran columnas, pérgolas y varandas.

Estas modificaciones permitirán habilitar, durante esta temporada de verano, "Playa Esmeralda" como un nuevo paseo turístico, rescatado del olvido y con serias posibilidades de volver a convertirse en uno de los sitios más concurridos por los turistas.

Además se analiza convertirlo en un parador, mediante la colocación de césped o bien de arena en sus costas, para que los visitantes puedan disfrutar de la vista única que ofrece este punto, donde se unen el río San Antonio y el lago San Roque.

El complejo "Playa Esmeralda", que se encuentra al fondo de la calle Ameghino, había sido habilitado en 1987, en el lugar donde se emplazaba el llamado Balneario Municipal (que había sido creado en 1956). Al momento de su inauguración contaba con una confitería, un anfiteatro para trescientas personas y amplias zonas de descanso, que incluían escalinatas que bajaban al lago y un vistoso parque.

Sin embargo, pese a la magnitud de la propuesta, su concesionario, Luis Antonio Pais, no obtuvo el éxito que se esperaba y la concesión no fue renovada, lo cual motivó que el predio quedara abandonado durante varios años y se demolieran las áreas edificadas.

En declaraciones a este medio, el secretario de Obras y Servicios Públicos, Juan Carlos Carda, se refirió a la iniciativa y expresó: "Nosotros encaramos esta refuncionalización por la importancia que tiene Playa Esmeralda para el turismo, siendo un lugar tan concurrido donde se registraban numerosas quejas por parte de los vecinos, por el mal uso que se habría detectado en el lugar".

"Iban personas en horarios inadecuados, a escuchar música fuerte, y hacen un uso inapropiado de lo que es la playa. Ante la queja de los vecinos, nosotros decidimos refuncionalizar la zona para hacerla más segura. Para eso se colocaron luminarias en el sector, se arregló todo lo que es la parquización (plantando nuevas especies) y, por otro lado, se ha hecho todo el cordón cuneta, con dársenas de estacionamiento"; agregó el funcionario, quien además precisó que la intención es "tener el lugar limpio y ordenado, para que pueda ser utilizado por los turistas durante el verano".

"Lo que quedará conformado será un nuevo paseo turístico, aprovechando la estructura existente en el lugar y mejorando lo que ya se había construido. Otra de las posibilidades que estamos viendo es que sea usada como una suerte de parador, por supuesto que de la jerarquía que demanda ese lugar, ubicado en el centro de la ciudad y con una vista excepcional"; añadió Carda.

Comentá la nota