Quieren prohibir el delivery de alcohol después de las 22

La Ciudad enviará un proyecto de ley a la Legislatura. El Gobierno porteño busca que se aplique a todo tipo de comercios. Dicen que es para combatir el consumo en menores, pero no está claro cómo harán los controles. Y hay quejas de comerciantes.
El Gobierno porteño está por enviar a la Legislatura porteña un proyecto de ley que seguramente despertará polémica: quieren prohibir el delivery de bebidas alcohólicas de noche.

Así se lo confirmaron a Clarín en la Ciudad. La idea es prohibir la entrega a domicilio de alcohol de lunes a viernes de 22 a 8. Los sábados, domingos y feriados, de 22 a 10.

Además, el motoquero que entregue las bebidas deberá chequear que quien las reciba sea mayor de 18 años. Los comercios que no cumplan sufrirían la clausura inmediata del local, el secuestro de las bebidas y la inhabilitación para funcionar.

Según el Gobierno porteño, la idea es combatir el consumo de alcohol en los jóvenes, principalmente en las previas, cuando los chicos se juntan antes de ir a bailar. Afirman además que con el delivery es más dificil controlar si la compra de las bebidas las hace un menor de edad.

Entre los fundamentos del proyecto, la Ciudad cita un estudio del Instituto Superior de Ciencias de la Salud que señaló que el consumo del alcohol entre los jóvenes creció un 26% en la última década, ya que pasó del 61% en 1999 al 77% el año pasado. En tanto, la Asociación Civil Luchemos por la vida afirma que el consumo de bebidas alcohólicas esta implicado en un 50% en los accidentes de tránsito que provocan muertes o incapacidades permanentes.

"Mientras viva voy a dar batalla contra todos los excesos que destruyen a nuestros jóvenes. Debemos terminar con el problema del alcohol en los menores y esto depende de todos", afirmó el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En la Ciudad informaron que, de acuerdo a una encuesta propia, el 70% de los vecinos consultados se mostró a favor de la medida. También dijeron que en Misiones y Mendoza ya existen restricciones al delivery de alcohol.

La entrega de bebidas alcohólicas a domicilio se puso más de moda a partir de 2003, cuando entró en vigencia la ley seca porteña. Desde entonces, se prohibió la venta de alcohol en quioscos, maxiquiscos y estaciones de servicio. En tanto, en supermercados y almacenes se la prohibió de 23 a 8. En lo que va del año, en la mitad de las 3.000 inspecciones que la Agencia Gubernamental de Control hizo en comercios encontró irregularidades, como venta fuera de horario o a menores.

La restricción hizo florecer infinidad de comercios que, principalmente vía Internet, ofrecen el servicio de entrega a domicilio. Si esta ley fuera aprobada, prácticamente no podrían existir.

Pero la ley también afectaría a las pizzerías, rotiserías y otros comercios gastronómicos. "Si lo hacen para cuidar a los menores está bien. El delivery de alcohol es sólo una parte del negocio, pero seguramente esta ley en algo nos afectará", afirmó Maximiliano Correa, encargado de la pizzería Undici, de Barracas.

El proyecto debe ahora ser discutido en la Legislatura. La principal duda es hasta qué punto se podrá controlar efectivamente que no se entreguen bebidas alcohólicas, con un Estado porteño que crónicamente sufre la falta de inspectores. Otro punto que asoma como discutible es si, en afán de proteger a los jóvenes, está bien que se le prohiba la compra por delivery también a los adultos.

Comentá la nota