"Si quieren la presidencia de Diputados, vayan y junten los votos", desafió Rossi

El kirchnerismo, a través del presidente del bloque de diputados oficialista, Agustín Rossi, salió ayer a marcar la cancha a las intenciones de parte de la oposición de requerir para ese espacio la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación, a partir del 10 de diciembre.
   "Sería una barbaridad institucional, un zarpazo institucional, sería altamente gravoso", sostuvo Rossi, al evaluar esa posibilidad y aclaró que "no tiene ningún tipo de sentido ni ningún tipo de aval institucional".

   De todas formas, desafió a la oposición al indicar: "Si lo quieren hacer, vayan, junten los votos"; aunque aclaró que "la historia indica siempre que no es una votación que se define en el recinto, sino que se acuerda previamente" en el Congreso.

   También, consideró que el resultado electoral del 28 de junio, pese a significar "una pérdida" para el kirchnerismo, "no dejó como resultante grandes ganadores, sino un mapa político fragmentado con liderazgos parciales, pero ningún liderazgo con un nivel de contundencia".

   Desde hace semanas se viene hablando de la presidencia de la Cámara baja, pero hasta bloques sin reservas anti-K como el de la Coalición Cívica se pronunciaron por la línea legislativa tradicional de dejar en manos de la primera minoría, es decir en este caso el oficialismo, la presidencia del cuerpo, aunque reclaman las presidencias de la mayoría de las comisiones y la representación proporcional, de acuerdo a los últimos comicios, en las mismas.

   De igual forma se expresaron los ex aristas del SI y hasta el bloque del radicalismo, aunque a fines de la semana pasada, en las filas de la UCR se generó una controversia dado que en el Senado, el jefe de bloque Ernesto Sanz y el titular del comité nacional, Gerardo Morales, dejaron trascender que pensaban en la idea de que la presidencia de la Cámara baja pasara a manos de la oposición, pero fuentes radicales de Diputados se molestaron por esas declaraciones.

Pelea por las comisiones. La diputada de PRO Paula Bertol fijó la posición de su bloque: "Nosotros sostenemos que la presidencia de la Cámara de Diputados le corresponde a la primera minoría, en este caso el Frente Para la Victoria".

   Aunque aclaró que ellos van a "respetar esa tradición en la medida que el kirchnerismo respete en la conformación de las comisiones la nueva composición de la Cámara; esto significa que si la oposición tiene el 60 por ciento de las bancas, le corresponde el 60 por ciento de las comisiones. El nuevo Congreso debe reflejar el resultado de la ultima elección".

Reforma política. En tanto, el oficialismo buscará hoy emitir dictamen favorable al proyecto de reforma política que impulsa el gobierno en el plenario de la comisiones de Asuntos Constitucionales, Presupuesto y Justicia, para lo cual viene tendiendo líneas a los bloques de oposición, en especial con los de centroizquierda y sectores el peronismo disidente.

   Por esa razón, no se descartan cambios como bajar las restricciones para los partidos más chicos, se habla de establecer un piso del 2 por ciento electoral para conservar la personería (el proyecto original dispone el 3 por ciento), con el objetivo de sumar más votos a la reforma.

   Otras las modificaciones probables son: disponer la publicación de los padrones en la web para mayor transparencia; establecer una fecha exacta para la realización de las internas abiertas, obligatorias y simultáneas, que sería el segundo domingo de agosto; se eliminaría como sanción a los medios que infrinjan la ley electoral la quita de la licencia, aunque se impondría otro tipo de sanción; y las juntas electorales de todas las agrupaciones podrían estar conformadas por representantes de todas las líneas internas de los respectivos partidos políticos.

   Pero la condición del oficialismo para incorporar cambios es que las concesiones sean ratificadas por los votos de otros bloques, sino la idea es avanzar con el texto original o a lo sumo hacer los retoques que el oficialismo considere pero no mucho más.

   Otra decisión que parece invariable es la de emitir despacho hoy y llevarlo al recinto mañana, sin dilaciones, ya que el oficialismo asegura tener los votos y que solo negocia para ampliar los números con que salga la ley.

Primarias y boleta. Lo innegociable para la Casa Rosada es la obligatoriedad de la realización de las elecciones primarias simultáneas y abiertas, el financiamiento de los partidos y el sistema de boleta completa, sin hacer lugar a la boleta única (otro de los pedidos que reclamaba la oposición).

   El kirchnerismo dice contar hasta ahora con el respaldo de los bloques aliados: el Frente Cívico por Santiago, los radicales K, los ex aristas fueguinos, el Movimiento Popular Neuquino, los flamantes aliados de la Corriente Peronista Federal (de los ex PRO Julio Ledesma y Susana Gardella), un sector del Encuentro Popular y Social y bloques unipersonales filo-K.

Comentá la nota