Quieren "municipalizar" el Estadio Unico

Ante las quejas de los aledaños, la comisión de Seguridad del Concejo Deliberante trató una iniciativa avalada por el oficialismo para designar un representante del Municipio que se inserte en el Coprosede y en una dependencia municipal específica que se cree para controlar las actividades que allí se realicen

El sueño de un Estadio Unico que permita desembarcar en la ciudad de La Plata a artistas internacionales y figuras del fútbol seleccionado naufragó durante años y años, generando polémica y voces encontradas, hasta que se hizo real en el año 2003. Quedó inaugurado con un partido entre Argentina y Uruguay, y luego fue bautizado para realizar recitales con un concierto de Los Nocheros; pero su apertura no significó sólo una buena noticia. Con su creación, los vecinos aledaños a la gran cancha se convirtieron en circunstanciales "rehenes" de tardes y noches de ruidos, disturbios y otras molestas situaciones. ¿Tan grave se tornó la situación del barrio? Al menos, así lo señalaron ayer algunos vecinos de la zona.

"Es un verdadero infierno sonoro", calificó la investigadora de la CIC y experta en impacto ambiental de sonidos, Ing. Nilda Vechatti; vecina a su vez de la zona de 25 y 32. Sus declaraciones se oyeron en el marco de la reunión de comisión de Seguridad del Concejo Deliberante presidida por el concejal Carlos Melzi, en la que también se hicieron presentes el flamante subsecretario de Control Urbano, Ignacio Martínez; y miembros del Comité Provincial de Seguridad Deportiva (Coprosede) y de las fuerzas policiales encargadas de los operativos de control del estadio.

Vechatti relató los resultados de un estudio de impacto acústico que ella misma realizó para medir el ruido generado durante el último recital que se dio cita en el estadio, de la banda de rock La Renga. "Si bien el ruido se fue acrecentando y resultó molesto para el descanso, el impacto más grande que detecté fue en el momento de la previa al recital", señaló, haciendo hincapié en la conjunción de "las casi 40 mil personas que ingresaron gritando, con bombos, tomando alcohol, a lo que se le sumaron los gritos de los vendedores ambulantes". Esa escena, aseguró, se repite ante cada evento.

Las soluciones impartidas desde el seno de la comisión ensayaron un coto en la cantidad de días de recitales -"si se programaron dos días de recital, que sea sólo uno", apuntó Melzi- y que en las reuniones entre los que coordinen los controles para los partidos de fútbol se incluya, además de a Control Urbano y a la Policía, a los vecinos de la zona y a un funcionario municipal designado por el Ejecutivo. Además, se deslizó peticionar al gobierno provincial para que el municipio platense tenga un miembro en el Coprosede a los fines de tratar los operativos de seguridad cuando se realicen espectáculos deportivos en la ciudad.

Ambas iniciativas serán ingresadas al recinto deliberativo en la sesión plenaria de mañana, y ya cuentan con el visto bueno del intendente Pablo Bruera, según comentó Melzi. "Si bien éste es un estadio provincial, por ley el Municipio debería tener una figura que pueda interceder, pero por problemas políticos se quitó la representación municipal en el estadio", explicó además el edil.

Comentá la nota