Quieren que la Justicia investigue un supuesto intento de soborno a un edil

San Lorenzo.— "No tengo pruebas, es mi palabra contra la de los demás, pero les aseguro que esto pasó", con esta frase el concejal del Frente Para la Victoria Roque Caballero exponía en los medios el caso de un supuesto pago que un colaborador del intendente habría intentado acercarle, y esta situación fue la que motivó a una presentación en Fiscalía, hecha por un particular para que sea la Justicia la que investigue el caso.
Noviembre arrancó con la temperatura elevada para la política local luego de que el mencionado concejal sostuviera haber recibido un llamado telefónico del propio intendente Leonardo Raimundo manifestándole que Andrés Depiante, coordinador de la Secretaría de Gobierno: "Me iba a traer algo", lo cierto es que el edil sostiene que ese funcionario nunca llegó y luego de varios días le dijo: "Tenía algo para vos, pero me lo gasté". Incluso el concejal afirma que esta conversación se efectuó en su casa cuando fue visitado por el mencionado funcionario.

Llamada telefónica.Según Caballero el llamado fue el 1º de octubre: "Me acuerdo muy bien la fecha porque es el cumpleaños de mi padre, y yo recibí la llamada del intendente mientras iba a saludarlo". Por otro lado el edil, ex futbolista, sostiene que relató esto ante sus pares del Concejo durante la reunión parlamentaria y aseguró desconocer "el porqué de una entrega de dinero, yo no quería hacerlo público, me sentí mal pero la información se filtró, no quiero que la gente siga pensando mal de sus representantes".

Por estos días el Concejo no está tratando ningún tema urticante, y sí hay una polémica instalada en el seno del bloque del Frente Cívico, ya que paradójicamente la concejala del ARI, Marcela Lozano, impulsa un fuerte aumento de dietas, que es resistido por el resto del oficialismo, sin embargo la relación con la oposición transitaba por aguas tranquilas hasta que esto tomó estado público.

Como consecuencia de esto y en el medio de versiones de supuestas renuncias y roces entre los propios concejales, Antonio Diez con el patrocinio del letrado Eduardo Aguirre Guarrochena se presentó ante la Fiscalía de los Tribunales de San Lorenzo, a cargo de Guillermo Corbella, solicitando a ese ministerio que "tome conocimiento de lo sucedido y de existir hipotéticamente la comisión de algún delito haga caer sobre sus responsables todo el peso de la ley".

Si bien existe mucho hermetismo sobre el hecho que por ahora sólo es un escándalo mediático trascendió que la primera medida sería de citación del concejal Caballero para ratificar o rectificar todo lo dicho ante sus propios pares y en los medios locales que se hicieron eco del tema.

A la Justicia. Consultado por la derivación judicial de los dichos de Caballero el intendente Raimundo sostuvo: "Me parece muy bien que la Fiscalía investigue todo lo que tenga que investigar, esta es una gestión transparente y no le tenemos miedo a la Justicia", y agregó: "Eso sí, Caballero va a tener que probar todo lo que dijo, y si no es así el que va a tener que responder por sus agravios ante la ley va a tener que ser él".

Con respecto a la situación del funcionario, Raimundo resaltó: "Creo que Depiante al decir que no contesta payasadas está marcando una posición, el lugar para resolver y contestar esto es el ámbito judicial, lo que me parece muy acertado".

Comentá la nota