Quieren inhabilitar la parada que generó una gresca entre taxistas

La gresca callejera del viernes pasado en pleno centro, protagonizada por taxistas pertenecientes a dos sindicatos, tuvo su origen en una parada de taxis ubicada sobre la avenida Independencia al 1700.

Históricamente, en esa cuadra funciona la parada de la esquina de Independencia y Rivadavia (vereda impar) pero desde 2006, a través de la ordenanza 17505, el Concejo Deliberante habilitó otra en la mano de enfrente, sobre la avenida, frente al bingo.

Justamente, esta segunda se originó debido a los reclamos del Sindicato Unico de Peones de Taxis (Supetax), que se quejaban porque en la esquina no podían trabajar debido a que estaba "ocupada" por la gente del Sindicato Marplatense de Peones de Taxis.

Las paradas de los techos amarillos deben ser habilitadas por la municipalidad local, son libres, es decir que puede detenerse allí cualquier taxista que así lo considere, y comienzan a funcionar cuando se las marcan con las líneas amarillas sobre el asfalto y la señal de la "manito".

El control sobre las mismas lo ejerce el subsecretario de Control Municipal, José Maria Lopetegui.

El miércoles pasado se pintó el asfalto de amarillo y se colocó el cartel de la "manito", habilitando formalmente la parada. El jueves a la noche fue el primer enfrentamiento entre taxistas. El viernes al mediodía el segundo. Y amenazan con repetirse.

La titular de la Comisión de Transporte y Tránsito del Concejo Deliberante local, Verónica Hourquebié, tuvo claro desde el principio que no podían "quedar en el medio de una pelea gremial" y optó por la derogación de la ordenanza 17505 (que habilitó la parada conflictiva) en la comisión que preside. Ahora, el lunes pasará a la comisión de Legislación y, de ser positivo el trámite, el jueves 8 podría tratarse la desaparición de la misma en la sesión del Concejo Deliberante.

"Tuvimos la experiencia de Talcahuano y Juan B. Justo -detalló a LA CAPITAL-, una parada que generaba conflicto con los vecinos y la levantamos. Entonces les pedimos opinión a los vecinos de la cuadra".

Así, la respuesta de la tienda Famularo, del Bingo Sol y de Café Cabrales fue negativa en cuanto a la instalación de la parada. Siguiendo ese concepto, obró la comisión de Transporte para derogar la norma.

Sin embargo, la edil explicó que no hay necesidad de esperar los tiempos burocráticos del Poder Legislativo y el Ejecutivo puede derogar la misma.

"En el artículo 39 de la ordenanza 6089 -explicó Hourquebié- se prevé que el Poder Ejecutivo tiene potestad de derogar la parada sin necesidad de pasar por el Concejo Deliberante, en caso de conflicto o irregularidad".

La legisladora declaró que "debe prevalecer la opinión del vecino", a la vez que dejó en claro que "la pelea de los taxistas entre ellos les hace muy mal, la gente ahora va a dudar en tomar el servicio, se van a preguntar ¿quién me lleva, alguien que está armado? No se pueden creer los dueños de la calle".

Comentá la nota