Quieren incluir empresas locales al programa de emergencia económica nacional

Es lo que les expreso hoy el ministro de Producción, Trabajo y Turismo a una treintena de empresarios del sector, tras la caída en un 50 % de las ventas y las posibilidades de suspensiones y despidos de personal, manifestaron por su parte una sobre carga de stock
En representación del gobierno provincial esta mañana el titular de la cartera de Producción, Trabajo y Turismo, Alfredo Aun, se reunió con los integrantes de la Asociación de Madereros y Afines de Corrientes (Amac); "la idea es mantener los puestos de trabajos", declaró el funcionario a Agencia Corrientes.

La reunión que se desarrolló en el establecimiento Karú Porá sobre la Ruta Nacional 14 casi en el acceso a Virasoro, duró dos horas y cada uno de los treinta empresarios presentes, dueños de aserraderos en la región, expusieron su preocupación y alarma por la caída en las ventas.

Principalmente en las exportaciones luego de la debacle mundial en los mercados, "existe un decreto del Estado nacional de 2002 que prevé el resguardo para empresas en situaciones de crisis como la que estamos atravesando", señaló Aun después de la reunión.

Esa herramienta a la que aludió es la que la administración federal intentará poner en funcionamiento para frenar posibles olas de despido, "contener a las empresas y a su vez que estas contengan a sus trabajadores", remarcó el jefe de la cartera productiva.

Sin embargo no eludió describir el panorama que "genera una gran incertidumbre en el sector al no poder vender y tener que moverse solamente en el mercado interno", dijo.

Para la próxima semana los empresarios deberán exponer por escrito ante el ministerio provincial, los daños soportados hasta el momento producto de la crisis internacional.

"Podría ser una buena salida que estas empresas sean incluidas en el programa de emergencia nacional comprometiéndose a no expulsar empleados y de esa forma recibir algún tipo de subsidios nacionales", evaluó Aun.

En esa línea consideró que "bajar las tasas de exportación al sector serían un gran paliativo", anticipó a su vez que la administración provincial será la mediadora de la situación que padecen las firmas madereras en el interior de la provincia.

CAÍDA

La debacle en el precio de las exportaciones en el rubro de la madera viene en picada desde hace años, prácticamente a partir de la crisis económica de 2002 "cuando vendíamos a precio dólar y nos era redituable", contó Fernando López titular de Amac.

Pero con la última devaluación en Brasil de la moneda estadounidense sumado a la caída de las exportaciones, "nuestro stock empezó a agrandarse porque prácticamente se cerraron todos los mercados internaciones".

López agregó un dato más alarmante que se sumó a la situación antes mencionada, "todos tuvimos que empezar a vender en el mercado interno y estamos saturados, tenemos una gran oferta para un mercado que por más que consuma no paga lo mismo que los extranjeros", estimó el empresario.

Comentá la nota