Quieren evitar cierre del mercado ruso

Hubo negociaciones con los organismos sanitarios para evitar que se clausure el principal mercado externo de la fruta del Alto Valle.

El servicio ruso destacó el trabajo realizado por el Senasa para cumplir con la inocuidad de frutas y hortalizas que la Argentina exporta.

Neuquén> El que se quemó con leche cuando ve la vaca llora. El año pasado, para variar, la economía frutícola regional se sorprendió porque Rusia le cerró sus puertas debido a que los productos tenían plaguicidas. Los actores apuntaron sus dardos a los organismos sanitarios y recurrieron al envío de notas. El reestablecimiento de las exportaciones fue por vía de excepción.

Es por ello que para evitar que pase lo mismo que está ocurriendo con Brasil –tramitar una licencia para importar pomáceas puede llegar a demorar 60 días y para entonces comienza la cosecha y hay que vaciar las cámaras frigoríficas—comenzaron las negociaciones bilaterales.

En efecto, rompiendo la habitualidad, el Senasa informó que representantes de ese organismo y del Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de la Federación de Rusia analizaron temas sanitarios y fitosanitarios durante una reunión bilateral realizada en Buenos Aires.

El encuentro se realizó en la sede del Senasa y participaron por el Organismo su vicepresidente, Carlos Paz, la gerente general, Diana Guillen, acompañados por directores y técnicos; mientras que la delegación rusa estuvo encabezada por Vladimir Popovich, e integrada por funcionarios y técnicos.

La reunión tuvo lugar en el marco de la octava sesión de la Comisión Intergubernamental Ruso-Argentina de Cooperación Comercial, Económica y Científico-Técnica que se desarrolla, hasta mañana, en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de nuestro país.

Durante las deliberaciones el servicio ruso destacó el trabajo realizado por el Senasa para cumplir con la inocuidad de frutas y hortalizas que la Argentina exporta al país euroasiático en el marco del memorando firmado por ambos en septiembre del año pasado.

Asimismo la delegación rusa se comprometió a estudiar la solicitud del Senasa – reiterada en el encuentro- de enviar a ese destino carne bovina refrigerada con una validez de 90 días.

El servicio argentino entregó documentación relativa a la extensión de la vida útil de la carne en este período de tiempo, basándose en los estudios experimentales realizados, la extensa experiencia en la exportación de este producto a diferentes destinos comerciales internacionales y también los trabajos conjuntos realizados durante el corriente año.

Además las partes acordaron encargar al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y al Centro Estatal de Calidad y Estandarización de Medicamentos para Animales (VGNKI) de Rusia, la elaboración, en el 2010, de un plan de trabajo conjunto para estudiar la posibilidad de extensión de la vida útil de la carne bovina refrigerada a 120 días.

Ambos servicios también acordarán, en el corto plazo, un nuevo modelo de certificado veterinario sanitario para exportar piensos y aditivos para piensos de origen vegetal desde la República Argentina a Rusia.

Finalmente convinieron que el Senasa fiscalizará que la elaboración de pellets de soja para exportar a Rusia se realice en los establecimientos con las tecnologías que aseguren el cumplimiento de las normas establecidas por los estándares rusos.

Las exportaciones de productos de origen animal y vegetal desde la Argentina a Rusia entre enero y septiembre de 2009 sumaron 516.336 toneladas por un monto de 543.145.000 millones de dólares.

El fantasma de septiembre

Neuquén > A fines de septiembre del año pasado el gobierno de Rusia dispuso una limitación temporaria para el ingreso de frutas frescas argentinas: exigió un mayor control en los residuos agroquímicos de frutas y hortalizas. El bloqueo respondía a la presencia de restos químicos de pesticidas que superan los estándares normales impuestos por Rusia.

Rusia había informado a principios de año que iba a efectuar controles pero hasta que no cerró las fronteras los exportadores no lo tomaron muy en serio. Hubo una rápida negociación y la exportación de reanudó pero en forma excepcional hasta culminar la negociación bilateral.

En la temporada 2008 se exportaron desde esta provincia 105.703 toneladas de pera y 66.407 toneladas de manzanas, además de ciruelas, durazno, membrillo y nectarín.

Argentina "no va a tolerar" trabas

Buenos Aires (NA) > El ministro de Economía, Amado Boudou, aseguró ayer que el Gobierno «no va a tolerar» que Brasil imponga restricciones sobre productos perecederos provenientes de Argentina.

«Esto es grave. Nosotros no vamos a tolerar que cuando haya una medida de este tipo, vaya sobre productos perecederos», sostuvo el funcionario.

Boudou indicó que «siempre que Argentina ha analizado alguna cuestión del comercio con Brasil, ha trabajado sobre productos no perecederos, para no generar un grave daño a algún segmento de la producción».

«Es distinto decir que hay un problema con las ojotas que con la fruta», ejemplificó. No obstante, minimizó el conflicto con Brasil, al recordar que «el problema entre ambos países abarca 6% del total del intercambio».

Comentá la nota