Quieren elaborar un proyecto consensuado para evitar el cierre de la Terminal de Omnibus

En las últimas horas el concesionario de la Terminal de Omnibus de Río Grande, Sergio García, mantuvo una reunión con el intendente Jorge Martín, a quien ratificó su preocupación por el futuro de la misma ya que la situación actual no le permitiría continuar prestando el servicio.
El director General de Inspección General, Jaime Alderete, destacó que “la preocupación está dada básicamente porque después de seis meses de uso de la Terminal el concesionario no está pudiendo generar los ingresos genuinos con la actividad, por lo que estamos tratando de consensuar con el Concejo Deliberante un proyecto de Ordenanza para complementar la normativa vigente y que el concesionario pueda hacerse de los recursos monetarios de manera que en el tiempo la Terminal pueda sobrevivir ya que es de interés del Municipio, del Intendente, y debería serlo de toda la comunidad, que la misma continúe su funcionamiento en el tiempo”.

“Entendemos –dijo Alderete- que se ha logrado con este servicio ordenar el tránsito vehicular, en lo que se refiere al transporte de media y larga distancia, y además es un punto referencial muy importante para cualquier ciudad mediana o grande, sobre todo en lo que a turismo se refiere”.

Sobre el tiempo que podrían demandar estas gestiones, Alderete mencionó que “se estaría tratando la próximo semana en el Concejo, esperemos que no haya muchas objeciones al proyecto, para que se pueda ordenar este emprendimiento primario y lo que va generando, que son otras alternativas de explotación en actividades secundarias que van acompañando el desarrollo de la misma, por lo que es muy importante que se solucione este tema que preocupa al concesionario y en menor medida a los empresarios transportistas, a los efectos de poder ir despejando estos problemas que están afectado al servicio actualmente, como es por parte del concesionario que le permitan obtener los ingresos directos por el servicio de Terminal, esto es que los empresarios transportistas tengan que pagar, en función de lo que se estipule, el canon de uso de la explotación del edificio, que no es ni más ni menos que el traslado de parte de los costos fijos que tiene el edificio central en función de la superficie que ocupa como edificio terminal, lo que sería como un alquiler”, señaló.

Por otro lado, Alderete también comentó que “el concesionario también necesita que se estipule por Ordenanza una tasa de embarque, la que tiene que pagar directamente el pasajero que hace uso de las instalaciones, lo cual no sería muy oneroso, se habla de que podría ser el 5% del valor del boleto; por lo que con estos recursos creemos que el negocio va a poder sobrevivir en el tiempo”.

Comentá la nota