Quieren convertir la Terminal de Carlos Paz en un moderno centro de trasbordo

Villa Carlos Paz. El gobierno carlospacense ya dio el visto bueno a un proyecto para refuncionalizar la estación Terminal de Ómnibus y convertirla en un moderno centro de trasbordo, que receptará los colectivos de larga distancia, y desde donde partirán las unidades de media y corta distancia del Valle de Punilla. El proyecto, que está siendo debatido en el Concejo de Representantes, prevé la construcción de dos secciones de plataformas diferenciales, nuevos estacionamientos, puentes peatonales, un sector de juegos para niños, amplias instalaciones sanitarias, cajeros automáticos, un espacio con televisores, restaurantes y un nuevo patio de comidas.
Uno de los datos más importantes de la iniciativa es que se conservaría el actual emplazamiento de la Terminal, que fue objeto de un amplio debate, entre quienes pretendían mantener el predio céntrico y aquellos que querían trasladar la estación al ingreso de Villa Carlos Paz (posiblemente en los predios de Costa Azul, adquiridos al Tercer Cuerpo del Ejército).

La inversión sería afrontada por el propio municipio, a través de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, y la obra se concretaría por etapas, para así "evitar que se tenga que alquilar algún espacio para que provisoriamente funciones la Terminal".

En la etapa inicial, la ordenanza propuesta por los ediles radicales Daniel Velázquez y Alejandra Villafañe, dividirá la actual estación en tres secciones de plataformas. La primera de ellas se destinará a los micros de larga distancia, una segunda (también de magnitudes importantes) servirá para las unidades de media y corta distancia, en tanto que habrá un tercer sector para los minibuses.

La zona destinada a los viajes de media y corta distancia contará con doce dársenas, boleterías y sala de espera, donde se buscará que el pasajero cuente con todos los servicios necesarios. Estará sobre calle Alvear y tendrá como estacionamiento el área que, en la actualidad, funciona como tal (que será completamente reacondicionada), que además contará en sus extremos con dos puentes peatonales pre-moldeados que conectarán con la Terminal. Al tiempo, que también se habilitará otro sector de aparcamiento sobre la Avenida San Martín y se trasladará la parada de taxis.

En la segunda sección, para larga distancia, podrá haber seis o siete dársenas a las cuales se ingresará y egresará por calle Maipú; y contará con cómodos accesos a la zona del patio de comidas y de restaurantes.

La zona para minibuses contará con diez plataformas y con una sala de espera (ubicada frente a las dársenas), y se emplazará sobre calle Belgrano donde no se podrán estacionar vehículos particulares.

Por su parte, la parada de taxis estará "en el corazón" de la misma terminal, según se pudo conocer, "en un trecho de un semi-círculo, que tendrá su ingreso y egreso por la avenida San Martín)". También contará con un área de espera exclusiva con bancos, techada y con vidrios templados, para poder usarse pese a condiciones climáticas adversas.

Acompañando estas mejoras, se pintará toda la estación, se colocarán nuevas luminarias, cartelería con información turística, se renovará la carpeta asfáltica, se construirán nuevos locales comerciales, se habilitará una sala de primeros auxilios y una sucursal bancaria permanente.

Pero más allá de la cuestión desarrollada en torno a la infraestructura, la medida permitirá reorganizar el tránsito de colectivos en el caso céntrico de la ciudad (que durante el verano se vuelve caótico) y solucionar así un viejo problema para los ciudadanos carlospacenses.

Concretamente, la intención será convertir a la Terminal de Villa Carlos Paz en un centro de trasbordo, que permitirá a los pasajeros de larga distancia arribar a la localidad y, desde allí, trasladarse a diferentes puntos del Valle de Punilla y Traslasierra.

Entre los considerandos de la propuesta, se estableció "la necesidad de reestructurar y mejorar los servicios brindados actualmente en la Terminal de Ómnibus de la ciudad, contemplando la situación económica en general, dejando abierto y aclarando fechacientemente que, con posterioridad, se puede realizar un proyecto de emplazamiento de la Terminal en algún predio que se ajuste a las circunstancias y a la realidad de afluencia de ómnibus y pasajeros".

Y se precisó que el proyecto sólo podrá ser modificado "con justificación de ingeniería", con cambios que deberán ser comunicados "con setenta y dos horas de anticipación al Concejo de Representantes" de aprobarse la ordenanza.

Por último, los autores de la iniciativa expresaron: "Sabemos que toda reforma en la Temrinal resultaría muy costosa, por eso se ha instrumentado una idea de una posible reestructuración con todas las instalaciones existentes y con poca inversión dineraria(...)".

Comentá la nota