Quieren convertir a la región del NEA y NOA en bastión de la ganadería argentina

El Gobierno nacional pretende que el Norte Grande (NOA y NEA) sea el bastión de la ganadería argentina en los próximos años, debido a que la agricultura está ocupando el terreno de esta actividad en la pampa húmeda, aseguró Luciano Di Tella, director de Ganadería de la Nación. Ese objetivo fue planteado durante una reunión que mantuvo con los ministros de Producción del NOA en Tucumán.
Durante el encuentro se planteó desarrollar una agenda de trabajo dentro de la Región Norte Grande en torno a los avances de cada conglomerado productivo.

En relación a las acciones a implementar por el Gobierno nacional a través del área de Ganadería, se pueden mencionar la instrumentación de un tráfico regional de carne, con intervención del SENASA; y la unificación de normativas de transporte, fiscales y de controles sanitarios.

Di Tella comentó que su presencia en la región tiene que ver con una serie de reuniones que el organismo nacional está llevando adelante en todo el país. "Hemos venido a discutir todo lo relacionado con los planes de desarrollo ganadero de la región, en el marco del Plan Ganadero Nacional, que es una línea con fondos de la Nación para ayudar al desarrollo de la actividad en las distintas provincias", indicó el funcionario nacional.

Para el Gobierno nacional, representa un problema el avance de la agricultura sobre las mejores tierras del país, en especial en la pampa húmeda. "Se ha generado un desplazamiento de la ganadería. Nosotros vemos que el NEA y el NOA (Norte Grande) son las que tiene mayor potencial de crecimiento y la mayor superficie de tierras aptas para la actividad. Creemos que con una buena política de Estado podemos lograr que parte de la producción o de la productividad que perdemos con esta pérdida de tierras agrícolas las podemos compensar con una aceleración del crecimiento ganadero en el NOA", indicó. "La idea es discutir qué medidas podemos tomar o cómo podemos ayudar para el desarrollo ganadero en estas regiones", apuntó.

Coincidió con quienes aseguran que la ganadería argentina está en crisis. "Hay un problema porque hemos perdido las mejores tierras, y otro problema de rentabilidad, producto de algunas dificultades de comercialización y de una sequía muy grave que tuvimos en todo el país. Somos optimistas, pero debemos corregir algunos problemas de comercialización. Tenemos problemas con la ley federal de carnes, que habrá que discutir en el Congreso, y queremos escuchar las opiniones de las distintas regiones", recalcó el funcionario.

Di Tella aseguró que se tomaron medidas para favorecer la ganadería, como la baja en los encajes productivos y la reducción del tiempo de aprobación de los ROE. "Se ha generado un incremento en las exportaciones, que vemos con mucho optimismo", añadió. Descartó que la Argentina tenga que importar carne en los próximos años, como denuncian sectores del ruralismo nacional. "El país consume el 85% de la carne que produce. Nuestra carne es principalmente de mercado interno, que está plenamente abastecido, y hay que aprovechar los nichos de exportación, que algunos son muy rentables y permiten generar mayor rentabilidad para toda la cadena", remató Di Tella.

Denominación de origen

Por su parte, Gassenbauer propuso que se aplique un sistema de denominación de origen a los productos ganaderos de Tucumán y de todo el norte. "El tema es lograr diferenciar nuestros productos y mejorar el valor de mercado", indicó. Comentó, además, que dos frigoríficos tucumanos trabajan para transformarse de clase B a clase A, mientras que otra empresa lleva a cabo gestiones para desarrollar un frigorífico nuevo. "Hay posibilidad de que nos ayuden desde la Nación en estos emprendimientos", añadió el ministro de Desarrollo Productivo.

Entre tanto, el secretario de Asuntos Agrarios de Salta, Lucio Paz Posse, opinó que focalizar en todo el NOA el incremento del stock ganadero del país es una gran oportunidad para la región. "En lo que hace a Salta. particularmente, hemos tenido un crecimiento bastante importante en los últimos años y ya estamos por encima del millón de cabezas de ganado. Trabajamos en un planeamiento estratégico-productivo, que prevé duplicar el volumen y el stock que tenemos hoy en la provincia", expresó. Sostuvo que las modificaciones que se efectuaron en el plan ganadero nacional, especialmente en el componente "Más terneros", "abrió el espectro de participación y podrán acceder pequeños productores a los beneficios de este programa".

Comentá la nota