Quieren convertir al ex Molino Fénix en un centro cultural

Así lo definió el ministro de Turismo, Cultura y Deporte de San Luis, Claudio Poggi. Buscan inversores que presenten proyectos para explotar los cines, el centro de convenciones y el sector gastronómico.
Con una recorrida por el predio del ex Molino Fénix, el Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte de San Luis convocó a inversores a concursar por la concesión de espacios donde funcionarán cines, bares, restaurantes, confiterías y un centro de convenciones. "La idea es que sea un gran centro de encuentro cultural y de recreación de toda la ciudad de Villa Mercedes", dijo el ministro Claudio Poggi, tras protagonizar una visita guiada en la que advirtió, junto con funcionarios y empresarios, la inminente finalización de la construcción.

Las funcionalidades del complejo quedarán sujetas a la imaginación de los empresarios que se presenten al concurso y bajo el criterio del Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte. "La gente va a encontrar el centro de convenciones pegado a la Casa de la Música, restaurantes, pubs, patios cerveceros, eso va a surgir de la creatividad de los empresarios que propongan cómo llevarlo adelante", comentó Poggi.

Después de las 11 de ayer y tras una breve presentación en la sala de prensa de la Casa de la Música, Diego Rolando – uno de los arquitectos que intervino en la dirección de la obra- ofició de guía para las autoridades del gobierno de la Provincia, legisladores y empresarios. También su sumaron una comitiva chilena y la intendenta de Villa Mercedes, Blanca Pereyra.

La primera parada la realizaron en una de las tres salas de cine. En penumbras, los funcionarios probaron las butacas, listas para estrenarse. Allí, el arquitecto explicó que sólo resta la instalación de los proyectores, tarea que quedará en manos de la empresa que se adjudique la concesión de ese espacio.

Después, la comitiva llegó hasta el sector gastronómico – construido en un viejo galpón del molino- donde se instalarían un restaurante o un bar o incluso, las dos opciones juntas. En ese lugar, una puerta corrediza permite conectar dos espacios que pueden funcionar unidos o separados. Rolando destacó allí la conservación de tres tolvas, donde antiguamente se conservaban granos.

Al visitar el centro de convenciones, funcionarios y empresarios se impresionaron con un gran muro construido con mármol ónix originario de la localidad sanluiseña de La Toma. Tras esa pared, descubrieron un gran salón donde podrán realizarse conciertos, muestras artísticas, conferencias y seminarios, entre otras actividades.

El recorrido guiado culminó en los doce silos donde funcionarán bares, pubs, restaurantes o confiterías bailables. Este sector, al igual que la otra área destinada a la gastronomía, cuenta con un "deck" de madera: un espacio contiguo donde podrán colocarse mesas al aire libre. En el exterior del complejo -que funcionará como un gran espacio público- existirá también un gran espejo de agua.

"Esto tiene por objetivo difundir y hacer una visita guiada para conocer bien la obra, los detalles, las cocinas, los sanitarios, las instalaciones de este gran complejo comercial. Los interesados pueden plantear sus proyectos en el concurso que vence el 20 de octubre. Estamos a pocos días de la finalización completa y por eso queremos avanzar con los concesionarios de la parte comercial", dijo el ministro Claudio Poggi.

Comentá la nota