Quieren controlar la ruta de todos los medicamentos

Con un chip sabrán si un remedio proviene del mercado negro
La Cámara de Diputados se disponía a dar media sanción, al cierre de esta edición, a un proyecto de ley por el cual se instrumenta un sistema, llamado de trazabilidad, para combatir el tráfico ilegal de medicamentos en el país y controlar, desde su fabricación, la cadena de comercialización de estas sustancias.

La iniciativa obliga a los laboratorios a incorporar en cada envase un dispositivo que permita a la autoridad verificar su identificación y trazabilidad, por medio de su registro informático. Lo mismo para distribuidores, droguerías y farmacias. Este dispositivo sería un chip con los datos principales del producto más una firma digital, elementos que permitirían a quien compra un remedio chequear el origen de cada caja.

De esta manera, si se produce un robo, se informa al sistema, que retransmite la denuncia a todos los actores de la cadena. Así, droguerías, distribuidores y farmacias podrán conocer, por medio de un lector que controla el envase adquirido, si el producto tiene origen en el mercado negro y si fue parte de una operación ilícita.

El proyecto busca prohibir la comercialización de productos que no cuenten con ese dispositivo electrónico. Se prohibirá también el abastecimiento o expendio de medicamentos por correspondencia, Internet u otros medios electrónicos.

La iniciativa fue elaborada por el diputado Mario Martiarena (Frente para la Victoria-Jujuy) y forma parte de un paquete de proyectos orientados a combatir el tráfico ilegal de estupefacientes; entre ellos figura el que debe tratar el Senado, que plantea prohibir el expendio de medicamentos fuera de las farmacias.

Según la iniciativa, la autoridad de aplicación sería definida por el Poder Ejecutivo y debería entrar en vigor a los seis meses.

Comentá la nota