Quieren cambios en política habitacional

VIEDMA (AV).- El Congreso Nacional del Vecinalismo reclamó un cambio en las actuales políticas habitacionales y una nueva definición en los roles de los Estados nacional, provincial y municipal; contándose con la participación de las entidades vecinales para intervenir en estas cuestiones.
Los participantes de todo el país, alrededor de 400 reunidos durante el fin de semana en El Cóndor, plantearon que debe reivindicarse el rol de los Estados municipales, como planificar el espacio y otorgarle injerencia en la toma de la administración de los recursos que atienden el déficit habitacional. Recomendaron a los municipios que exijan a los representantes provinciales ante el Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi), la urgente atención del déficit habitacional y generar nuevos mecanismos de financiamiento.

En cuanto a la disposición de terrenos para familias que no lo poseen, los vecinalistas pidieron controlar la especulación inmobiliaria contrarrestando la tenencia de suelo ocioso y captar la valoración del suelo, orientar las inversiones inmobiliarias y generar nuevas ofertas. En ese sentido, propusieron generar un fondo de desarrollo urbano, organizar bancos de tierras, crear un sistema de micro crédito para completamiento habitacional y capacitar en autoconstrucción.

En cuanto a la inseguridad, los asistentes instaron a las autoridades a que trabajen para que se puedan recuperar espacios públicos para la vida comunitaria, insertar en la sociedad a jóvenes de la calle, prevenir la deserción escolar y exigir que exista un mayor compromiso de las instituciones públicas y privadas encargadas de dar respuestas a la comunidad.

Por otra parte, se destacó en el congreso la firma de un documento en el que coincidieron los vecinalistas en el derecho a tener juntas vecinales. Este tema surgió en el marco de la comisión de "Derechos del ciudadano". En este sentido, reivindicaron el rol de las entidades vecinalistas y se manifestaron a favor de la realización de las elecciones en las ciudades en las que por diversas razones no están instrumentadas las juntas, como es el caso de General Roca.

Comentá la nota