Quieren bajar en un 25% el déficit de viviendas

Tomando como línea de partida la información sobre la situación poblacional de la provincia, su déficit habitacional, la producción de vivienda pública y su actualización al año en curso y teniendo en cuenta las metas del gobierno para el sector, en el modelo formoseño se encuentran establecidos los objetivos a largo plazo con metas cuantitativas parciales a alcanzar hacia el 2015.
Desde el Instituto Provincial de la Vivienda, se explico que dentro de las acciones diseñadas y que a través de diferentes planes se ejecutan en pos de dar respuesta a las demandas habitacionales, se pretende "congelar" la demanda por formación de nuevos hogares, y de aquí a siete años, eliminar el déficit de viviendas en un 25% y en treinta años eliminarlo.

Objetivos

Para alcanzar estos objetivos se proponen importantes metas, como por ejemplo el de satisfacer el 100% de la demanda anual de vivienda generada por la formación de nuevos hogares de nivel socio económico bajo y medio bajo, tanto urbanos como rurales. Según información sobre la distribución del ingreso, este grupo comprende el 50% de los nuevos hogares.

También se plantea disminuir, al año 2015, el 25% del déficit por viviendas irrecuperables y recuperables, tanto urbanas como rurales.

A partir de estos objetivos y metas se puede concretar que la visión 2015 del sector vivienda para la provincia de Formosa implica la construcción de soluciones habitacionales anuales para satisfacer la demanda generada por la formación de nuevos hogares de nivel socio económico bajo y medio bajo, tanto urbanos como rurales.

También la ejecución de soluciones habitacionales anuales para satisfacer el 25% de la demanda de hogares que habitan viviendas deficitarias irrecuperables y recuperables, urbanas y rurales.

Programas de acción desde el IPV

Al explicarse desde el IPV sobre el programa de soluciones habitacionales para las necesidades actuales en el ámbito urbano, se señaló que el mismo tiene como segmento objetivo a la población con viviendas deficitarias en este ámbito y propone como respuesta su reconstrucción o la construcción de casas nuevas.

Respecto a los requerimientos futuros en el mismo segmento urbano, el programa contempla los proyectos de construcción de vivienda que satisfarán las necesidades, debido al incremento del déficit de viviendas en el período 2009-2015.

En lo vinculado a las repuestas de hogares para las necesidades actuales en el ámbito rural, se aclara que este programa se distingue del urbano en que contempla como población objetiva a las viviendas deficitarias existentes en las poblaciones situadas en regiones de campo por ejemplo.

Requerimientos futuros

Del mismo modo se proyecta ir cubriendo los requerimientos futuros en la esfera rural, y también en el período 2009-2015 se plantea incrementarlo en estas regiones del interior.

"Esto señala el predominio de la estrategia tradicional de "llave en mano" y la necesidad de analizar la conveniencia de diversificar la inversión hacia nuevas alternativas de acceso a la vivienda", se indica desde el IPV.

Se insiste en subrayarse que "para alcanzar la visión 2015 definida en el Plan Estratégico de Desarrollo de la Provincia de Formosa en el ámbito de la vivienda, se propone disminuir el stock de viviendas deficitarias en un 25% en el período que comprende este estudio".

Nueva demanda de viviendas

Aquí se aclara que "esto sin descuidar la nueva demanda de viviendas que surge por la formación de nuevos hogares, promoviendo nuevas formas de producción del hábitat que involucren la fuerza productiva y las capacidades de los pobladores y sus organizaciones".

Al abundarse en torno al plan dentro del sector de viviendas, se alude a que el mismo cuenta con dos objetivos generales y cuatro programas que reúnen a los proyectos del sector que necesariamente se inscribirán en los programas nacionales de viviendas que dirige la subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación (SSDUV).

Estos programas para dar soluciones habitacionales actuales y futuros abarca los ámbitos urbanos, rurales y aborígenes.

Comentá la nota