Quieren aprobar el Presupuesto 2009 el jueves

Los legisladores de la oposición denuncian que ni siquiera tuvieron acceso al proyecto del Ejecutivo y sospechan del apuro del oficialismo. Jerez no descartó interponer un recurso de amparo para frenar el debate.
El artículo 79 del Reglamento de la Cámara. reencuentro. Los miembros de la comisión de Hacienda volverán a reunirse hoy con el ministro de Economía, Jorge Jiménez, tal como lo hicieron el 21 de octubre pasado. En aquella oportunidad, conversaron acerca de los términos de la renegociación del contrato con el Banco del Tucumán. LA GACETA / JOSE NUNO

Algunas cifras

$ 6.178 millones es el total de recursos para el ejercicio 2009.

$ 6.177 millones es el cálculo de gastos.

$ 1,5 millón se estima el superávit.

$ 2.650 millones figuran en la partida de personal (pago de sueldos).

21,4% es el incremento de las erogaciones totales del Presupuesto 2009, respecto del autorizado para 2008. “La verdad es que nunca se les da una copia porque son biblioratos enormes”

El alperovichismo trabaja contra reloj para que la Legislatura apruebe el próximo jueves el proyecto de Presupuesto 2009 para la Provincia, que prevé ingresos por casi $ 6.200 millones. El titular de la comisión de Hacienda, José Cúneo Vergés, confirmó que la intención oficial es tratar la iniciativa, que se discutirá hoy con el ministro de Economía, Jorge Jiménez. (Ver “La verdad...”)

Esta posibilidad fue repudiada por los legisladores opositores, que coincidieron en criticar el apuro del Gobierno y la falta de información brindada: a ninguno le dieron copia del proyecto.

“Tratar el Presupuesto 2009 esta semana sería un disparate. Pedí el proyecto y me dijeron que tenía que solicitarlo por escrito al presidente de la comisión de Hacienda. Parece que el oficialismo no entiende que esta no es su plata sino la de los contribuyentes”, reveló Ricardo Bussi (FR).

“Lo peor es que el ministro de Economía (Jorge Jiménez) ya dijo que habrá ampliaciones el año que viene, o sea que no es un cálculo realista de ingresos. Aun así, nos niegan una copia”, renegó.

José Cano también requirió por escrito una copia de la iniciativa. “Aún no la recibí y, como yo, también ignoran su contenido los oficialistas. Si, en este contexto, van a aprobar el Presupuesto 2009 el jueves, habrá que concluir que esto es cualquier cosa menos un Estado de derecho. Quieren hacer un peligroso mamarracho, porque hablamos de la plata del pueblo”, cuestionó.

“Como agravante, quedó demostrado con la cuenta de inversión de 2007 que el Tribunal de Cuentas tampoco dirá nada sobre la ejecución de la administración centralizada”, deploró el radical.

El laborista Osvaldo Cirnigliaro, a su turno, apeló a la ironía. “Nadie duda de que Tucumán es capaz de sorprender al mundo por la velocidad de sus instituciones cuando de asuntos de dinero se trata. Pero esta es una celeridad demasiado sospechosa e injustificable. Ni la comisión de Hacienda, pese a que sus miembros son veloces, podría dar lectura a las innumerables partidas, y vincularlas para poder emitir un dictamen serio”, puntualizó.

“El desprecio de (José) Alperovich por las instituciones es alarmante. Sólo le interesa contar con los $ 6.200 millones para administrarlos cuanto antes en favor de su familia y de los amigos ocultos del poder”, sentenció.

Luis José Bussi, en tanto, dijo que si el Presupuesto 2009 se aprueba en las condiciones descriptas, “la institucionalidad será una mera pantomima”.

“No puedo creer que haya tanta falta de seriedad y de responsabilidad como para tratar semejante proyecto el jueves, cuando la comisión de Hacienda ni siquiera se reunió aún”, contrastó.

Esteban Jerez, en tanto, advirtió que interpondrá un recurso de amparo para que la Justicia ordene el no tratamiento del Presupuesto 2009, si se insiste en hacerlo en los actuales términos. “El voto de un legislador debe estar fundado en la libertad. Y si nos cercenan la información, nos coartan la libertad de emitir un voto a conciencia”, argumentó.

El opositor recordó, además, que según el artículo 79 del Reglamento de la Legislatura ordena, sólo integrarán el orden del día los dictámenes distribuidos a los legisladores 72 horas antes de la sesión, salvo excepciones que fije la Labor Parlamentaria, compuesta por los presidentes de bancada. “El oficialismo tiene un bloque; los opositores, cuatro. Debemos oponernos a que esa iniciativa llegue el jueves al recinto. Sí violentan esa decisión, habrá que ir a la Justicia”, concluyó.

Comentá la nota