Quieren aprobar un fideicomiso

El oficialismo intentará convertir hoy en ordenanza el proyecto que el Ejecutivo municipal envió días atrás para crear el impuesto a la plusvalía urbana. La iniciativa apunta a que los desarrolladores de proyectos de loteos paguen una contribución por mayor aprovechamiento constructivo o productivo.
El nuevo impuesto será aplicable a los proyectos que, a la fecha de promulgación de la ordenanza, no estuvieran aprobados por el Ejecutivo Municipal.

Los recursos provenientes del cobro de la plusvalía urbana se destinarán en su totalidad a financiar obras. Los recursos que se recauden serán administrados bajo la figura de un fideicomiso. El proyecto prevé que el Municipio será el fiduciante y el BPN será el fiduciario.

Estructura

La iniciativa define como nuevo desarrollo a la construcción de cualquier edificación o la realización de cualquier cambio en la apariencia de la estructura o el terreno o la división o consolidación de dos o más terrenos, pudiendo o no implicar cambios en la normativa vigente como necesaria condición para su concreción.

Según la inicitiva oficial, el desarrollador deberá abonar una contribución por mayor aprovechamiento constructivo o productivo cuando haya un cambio de indicadores urbanísticos establecidos anteriormente.

También ante el establecimiento o modificación del régimen de uso del suelo y la elevación de las condiciones de aprovechamiento en edificabilidad en área construida o de proporción ocupada por edificación, en el predio, entre otras intervenciones.

Los desarrolladores podrán pagar en efectivo la plusvalía, según un cálculo establecido en la ordenanza. Podrán ceder bienes como forma de pago, como lotes o metros cuadrados construidos. Y el Municipio podrá definir compensaciones urbanas con el desarrollador, como obras públicas fuera del ámbito del desarrollo, cesión de terrenos para apertura de calles y espacios de uso público.

Comentá la nota