Quieren aprobar antes de fin de año la ley de creación del servicio penitenciario provincial

La puesta en marcha de ley de creación del Servicio Penitenciario Provincial sigue siendo analizada por el Parlamento fueguino, y en este marco en la Comisión de Seguridad y Justicia, participaron directivos del Servicio Penitenciario Federal quienes brindaron un pormenorizado detalle sobre los dos proyectos que actualmente poseen estado parlamentario.
También se hicieron presentes autoridades del actual estructura penitenciaria y de la Jefatura de la Policía Provincial, quienes entienden que “es realmente grave la situación por la cual se está atravesando y que hay que empezar a resolverla con una Ley Orgánica”, por lo cual, “pidieron encarecidamente que avancemos sobre este tema”, remarcó la legisladora Verónica De María.

Desde la Comisión giraron ambos proyectos a los directores de Auditoria General del Servicio de Penitenciaría Federal y Personal, Alberto Rojas y Alejandro Morales, respectivamente para poder contar con su opinión y experiencia en el tema. Los subprefectos y abogados, iniciaron su exposición al aclarar que no hallaron cuestiones de fondo a modificar, sí ciertos puntos de forma y cambios de términos, todos ellos para adecuarlos a las normas nacionales.

Cabe destacar que una de las iniciativas está impulsada por el propio Gobierno provincial y el otro fue presentado por el Colegio de Abogados, pero existe el ánimo por parte los parlamentarios de sancionar una norma que sea consensuada por todos los sectores que se ven involucrados en la problemática.

Una de las cuestiones que inauguró el debate lo configuró la diferenciación que corresponde hacer en cuando a que por un lado se debe analizar la ley orgánica del servicio y por otro lado se debe plantear la norma que regule el personal que cumple funciones en esa dependencia del estado. Y explicaron este tema al indicar que la primera merece ser dictada pensando en un lapso temporal extenso y no ocurre lo mismo con lo referido al personal penitenciario dado que en ese espacio pueden surgir modificaciones en cortos plazos.

Un concepto que explicaron y que creyeron necesario modificar, fue el de “reinserción social” que es utilizado actualmente en niveles nacionales e internaciones ante que readaptación, como figura en ambos proyectos.

Por otro lado, especificaron que el personal penitenciario es considerado un auxiliar de la Justicia y en este sentido deben hacer cumplir las normas. Asimismo, indicaron que el uso de las armas debe ser reglamentada por los parlamentarios.

Otro de los temas que requerirá de la decisión de los parlamentarios, es la permanencia del jefe de las unidades penitenciarias, y también su nombramiento. Los parlamentarios reconocieron que las autoridades deben ser nombradas por quien ostente el máximo cargo provincial como ocurre actualmente con el jefe de Policía.

Los funcionarios nacionales contaron que las normas buscan, en la actualidad, que las autoridades máximas de sistema se elijan por concurso de antecedentes, pero reconocieron que aun esa iniciativa no está puesta en vigencia.

En tanto, cabe destacar que la norma que trajeron a la reunión los subprefectos, es decir la conjunción de los dos proyectos que le giraran del parlamento cuenta con 24 artículos distribuidos en 5 capítulos.

Por su parte, la legisladora del ARI Verónica de María, quien ejerce la Vicepresidencia de la Comisión, dijo al finalizar la reunión que “se realizaron varios aportes interesantes sobre algunas correcciones que se pueden llevar adelante, para los cuales existe consenso en los distintos bloques”.

En cuanto a la posibilidad de aprobar este Proyecto antes de fin año, De María expresó que “es nuestra intención aprobarla en este periodo” ya que “sólo faltaría que sea abordada en la Comisión de Presupuesto para realizar un desagregado del Presupuesto de la Policía para poder darle forma al Servicio Penitenciario”.

El proyecto final sería “una corrección del que fue enviado en su momento por el Poder Ejecutivo”. En cuanto al proyecto enviado por el Colegio de Abogados, De María explicó que se llegó a la conclusión de que es “excesivamente reglamentario y que posee cuestiones que están por fuera de una Ley Orgánica”, motivo por el cual “entra más en una ley de personal o un régimen de disciplina”.

Comentá la nota