Quieren accionar contra EDECAT por los problemas de prestación

Las variaciones de tensión y cortes están produciendo pérdidas económicas y frenan la reactivación.
Aquejadas por la mala prestación eléctrica que ante cada pico de demanda por el calor o el frío genera múltiples inconvenientes en la producción, empresas del Parque Industrial "El Pantanillo" están pensando en accionar contra EDECAT, en principio, para que cobre de acuerdo a cómo realiza el suministro. Es decir: esperan quitas en las boletas por los problemas que se generan. Pero de persistir la crisis, algunos ya están pensando en acciones más fuertes, que podrían inclusive llegar a demandas judiciales.

Una decisión similar están analizando firmas del sector olivícola, también perjudicadas en su actividad por los inconvenientes en la prestación energética.

La punta la está haciendo Neba, que ante un parate obligado por las fallas eléctricas, pierde 40.000 pesos por día.

El gerente de la firma, Roque Maffini, lleva un registro de cada momento en que se producen variaciones de tensión o cortes, para elaborar una presentación contra la empresa.

"Tenemos tensión baja que nos obliga a parar los equipos, porque se queman. Eso reduce nuestra producción en un momento en que la actividad está despegando", señaló.

Dijo que "ahora ni siquiera a la madrugada se normaliza la prestación", y que los complica especialmente en el proceso de termoformado, que no puede parar.

"Nostros pagamos boletas de 9.000 pesos, como si el servicio fuera bueno. Por eso, el abogado de la empresa está por realizar una presentación, para que EDECAT cobre menos", agregó.

Maffini dijo que el tema se está hablando con otras empresas del Parque y con los referentes de la UICA, la entidad que nuclea al sector fabril local.

"Seguimos esperando por las obras de fondo prometidas por el Gobierno, como una estación transformadora propia", dijo.

Olivo

En el sector olivícola la situación es similar. Las variaciones de tensión afectan especialmente a los equipos de perforación de donde se extrae agua para los cultivos. Las bombas tienen un costo estimado en los 22.000 dólares, y una reparación ante una quema, puede estar en los 5.000 dólares.

"Si estos equipos se rompen, hay que hacer todo un operativo para sacarlos, mandarlos a arreglar, y volverlos a colocar", señaló Carlos Daniel, presidente de la Asociación Olivícola de Catamarca (Asolcat), quien al alto costo que esto ocasiona, agregó los problemas para el riego de las plantaciones.

Los principales perjudicados por la mala prestación son los emprendimientos ubicados en la zona del Valle Central.

Los de Pomán tienen un servicio más regular, producto de la habilitación de la estación transformadora en Saujil.

"Queremos que mejore el servicio y que la luz sea de 380 voltios, y no 310 ó 320 como hasta ahora. En caso de que aumenten la tarifa, nosotros podríamos aceptarlo, si el servicio se presta correctamente", agregó el empresario.

Daniel dijo que la entidad se presentará en la audiencia pública prevista por el ENRE por un ajus

Comentá la nota