La UCR quiere a Ricardo Alfonsín como primer candidato a diputado.

Aspira a capitalizar electoralmente el fervor por el fallecido presidente. Ya presiona para relegar a Stolbizer al segundo lugar de la lista opositora. Margarita Stolbizer respondió: "Sería una utilización lamentable". Cobos apoya. Lilita duda.
Murió Alfonsín. Pero el radicalismo ya montó un plan para resucitarlo. Anoche, la UCR convirtió a Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente, en candidato a diputado nacional por la unidad radical. Y ya negocian para que sea él, y no Margarita Stolbizer, de la Coalición Cívica, quien encabece la lista que deberá enfrentar a Néstor Kirchner.

En el Comité Nacional decidieron que el mensaje de los miles de argentinos que se congregaron para despedir al "padre de la democracia" se incorporará a la estrategia electoral. Como hacía mucho tiempo no ocurría, el local de la calle Alsina, que hace apenas siete años fue destruido a piedrazos en la revuelta de diciembre de 2001, fue copado ayer por una ola de reuniones y operaciones en medio de un clima desenfrenado. Las negociaciones coincidieron con el cierre de las listas de las elecciones internas para elegir candidatos bonaerenses que se realizarán el 19 de abril.

Hasta el martes, había tres nóminas en danza: una que respondía a la cúpula del partido y que lideraba el propio "Ricardito"; otra del sector de Leopoldo Moreau y Federico Storani, que postulaba al diputado Pedro José Azcoiti; y la tercera, que proponían sus opositores del distrito, los correligionarios de la línea Superación Radical que conduce Jesús Porrúa. Pero las más de 100 mil personas que colmaron el jueves las calles hicieron cambiar sus planes.

Los radicales no ocultaron que los claveles y las lágrimas alteraron su agenda. "La muerte del doctor Raúl Alfonsín nos ha dejado un mensaje y una responsabilidad. En función de ello, he resuelto renunciar a una posible disputa por el primer término de la lista de diputados nacionales, reafirmando el ofrecimiento que dicha lista sea encabezada por Ricardo Alfonsín", propuso Azcoiti.

Los cobistas también se sumaron a la onda alfonsinista. "Estamos acá. Él tiene que encabezar la lista. Stolbizer ya fue, no arranca. Y nunca vino a negociar el armado de las listas. Si ella va primero, no la vamos a apoyar", dijo uno de los laderos del vicepresidente que ya se reincorporó a la estructura de la UCR.

En diciembre, el propio Ricardo había decidido romper con las filas de Moreau y Storani, fieles a su padre, para sumarse a la estrategia aliancista que impulsaron el presidente del partido, Gerardo Morales, y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Y fue uno de los primeros en golpear la puerta del jefe del Comité Provincial, Daniel Salvador, para brindar su apoyo al frente que se haría con su coterránea Stolbizer.

Por esos días ni radicales ni lilitos dudaban en afirmar que la cabeza de esa lista debía ser Margarita. "Ella había salido segunda, detrás de (Daniel) Scioli, con diez diputados propios, y nosotros, con suerte, logramos dos. Pero ahora la cosa cambió", confesó un habitué del Comité Nacional.

El propio Salvador, que anoche recibió de manos de Moreau la lista de unidad, le dijo a Crítica de la Argentina que en ningún momento se estableció que Stolbizer encabezaría la lista. "Acordamos que una vez que cada sector tuviese su candidato, nos sentaríamos a discutir el modo en que se armarían las listas", agregó.

Hablando sobre la futura candidatura presidencial de la oposición, Carrió afirma con frecuencia que deberá corresponder al que "esté mejor posicionado". Con ese mismo argumento, los radicales se entusiasman ahora con imponer a Ricardo Alfonsín.

Consultado por este diario, un dirigente nacional del radicalismo consideró que "el radicalismo, en su conjunto, tiene que demostrar inteligencia para captar lo que pasó en estos últimos tres días". Cuando se le pregunta a qué medidas inteligentes se refiere, dice que habría que apostar a "la unidad de todos los sectores radicales, la unidad con Julio Cobos y la reformulación de algunos términos de las alianzas partidarias". En ese punto, el entrevistado pregunta a este diario: "¿Qué respuesta considera que tendría si usted en la calle le pregunta a la gente por la fórmula Stolbizer-Alfonsín y cuál tendría si preguntara por Alfonsín-Stolbizer".

Así como no se sorprenden por modificar los términos del acuerdo con la Coalición Cívica, el radical que habla con Crítica de la Argentina descarta la posibilidad de compartir listas con el peronismo disidente. "Es una hipótesis descabellada, descártela", concluye.

El propio Morales intentó resguardar ayer los términos del acuerdo con Carrió: "Desde ningún punto de vista, nunca se planteó que si nosotros no vamos primero, no vamos". Y Stolbizer afirmó que el armado de la lista de frente se resolverá cuando termine la interna radical. Pero sobre una maniobra para desplazarla del primer lugar agregó: "Sería una utilización lamentable de la muerte".

Comentá la nota