Quiere que el país imite a Mendoza

Quiere que el país imite a Mendoza
El vicepresidente dio a conocer un documento con propuestas que aplicó en Mendoza durante su gestión como gobernador. Aparecen globales, Servicio Cívico Voluntario y doble escolaridad.
Dicen que no es una plataforma para una futura postulación presidencial. Ni tampoco un proyecto legislativo. Sólo un manifiesto de las "ideas que Julio Cobos tiene para mejorar la educación nacional". De esta manera, algunos asesores del mendocino explicaron a UNO las razones que motivaron un documento que llegó ayer a los distintos medios de comunicación, firmado por el ex gobernador local.

Justamente la impronta de su gestión en la provincia está plasmada del primero al décimo punto del escrito. "Cobos no hace más que trasladar al ámbito nacional el plan educativo que ejecutó en Mendoza. Y lo postula desde los hechos, ya que son planteos concretados en la realidad y, por tanto, viables", opinó la directora general de Escuelas de la gestión cobista, Emma Cunietti, a quien corresponden muchas de las ideas que esboza el vicepresidente en el documento.

Alicia Cobos, hermana y asesora de Cleto, desmintió que se trate de una propuesta electoral, con miras a las elecciones del 2011. En diálogo con este diario indicó que la intención fue "volver a la mesa de discusión la política educativa, para dejar de desviar el foco de atención".

Como el "manifiesto educativo cobista" parte de la premisa de fortalecer y modificar la enseñanza actual para incluir y eliminar problemas como la pobreza, una de las críticas apunta a la Asignación Universal, suma mensual de $180 por hijo que impulsó la presidenta Cristina de Kirchner.

"Hoy hay más de 500.000 menores fuera de la escuela. La asignación universal nos da una oportunidad si se la piensa como política socio educativa, vinculando fuertemente el pago de la misma al ingreso, permanencia y aprendizaje de los chicos en la escuela", esboza el escrito.

La idea fue completada por Cunietti, quien explicó que "si el ingreso universal no va de la mano de acciones concretas de parte del Estado, para que efectivamente el chico estudie, corre el peligro de convertirse en una política social más".

Agregó que "estamos invirtiendo un dinero importante, que si no se acompaña con una educación pertinente se convierte en un esfuerzo improductivo".

Educación a la manera mendocina

Partiendo de la idea de que la relación entre educación y pobreza es innegable –en tanto una modifica directamente a la otra–, Julio Cobos esboza diez propuestas educativas que servirían para combatir la marginalidad y vulnerabilidad social, además de ofrecer una educación equiparable a la de otros países de Latinoamérica como Chile y Brasil, con índices de calidad superiores a los argentinos.

Sobresalen algunas ideas concretas, como la creación de tribunales escolares, que tomen decisiones sobre la deserción y el no cumplimiento de la obligatoriedad de estudiar. También la creación de un legajo de alumnos, como la red informática con datos, que permita el seguimiento de la trayectoria de los alumnos, que se instaló en Mendoza durante la gestión cobista. Otra de las propuestas es la práctica educativa solidaria, para que los estudiantes universitarios se integren en los distintos niveles educativos cumpliendo con determinadas actividades (ver aparte).

La necesidad de una educación integral, evaluaciones de calidad, nivelación para lograr excelencia, refuerzo de contenidos básicos y uso de la lectura y tecnología son los planteos que se reiteran y que están ligados al pensamiento educativo que Cobos intentó aplicar como gobernador.

Comentá la nota