El que quiera hablar que hable

A partir de las 9, comenzarán las audiencias donde casi medio centenar de expositores está citado para que digan qué opinan sobre el proyecto oficial de ley de comunicación audiovisual. La oposición quiere impugnar.
El kirchnerismo avanza decidido en la Cámara de Diputados en busca de darle media sanción al proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Hoy comenzarán las audiencias públicas convocadas por el plenario de las comisiones legislativas de Comunicación, Presupuesto y Libertad de Expresión, donde casi medio centenar de expositores –gremios, empresarios, académicos y ONG– darán su opinión sobre la iniciativa oficial. El núcleo duro opositor sigue sin poder coordinar una estrategia parlamentaria común para frenar la iniciativa y anoche estudiaba –por iniciativa radical– la impugnación de las audiencias "porque la convocatoria no cumple con las condiciones reglamentarias" y hoy intentará nuevamente reunir a los presidentes de las principales bancadas de la oposición –CC, PRO, el peronismo disidente y el cobismo– en pos de definir una postura común.

Sin grandes grietas en su filas, el oficialismo está convencido de que no debe generar baches en el debate que le abran la puerta "al lobby empresario". "No hay duda de que están metiendo presión", confió una fuente parlamentaria del oficialismo a Página/12, para afirmar que las empresas que podrían ser afectadas por el proyecto "están desarrollando una campaña muy agresiva" hacia los legisladores. Con todo, prefirieron no avanzar en detalles.

Las audiencias que se abrirán hoy, y que podrían extenderse al menos hasta el jueves, serían el preámbulo a la aprobación de un dictamen de mayoría que lleve el proyecto al recinto de la Cámara baja. Una decisión que en el bloque K no descartan que pueda resolverse este mismo viernes, "si existe consenso y mayoría numérica", cuando el plenario de comisiones regrese del cuarto intermedio que se impuso para dar lugar a las audiencias públicas.

En forma paralela, los técnicos del Comfer trabajan en la corrección en algunos puntos del texto original, atendiendo el reclamo de precisiones que volcaron diputados propios y ajenos al titular del organismo, Gabriel Mariotto. Mientras, los negociadores del kirchnerismo continúan las conversaciones con aliados y legisladores de centroizquierda que impulsan la iniciativa pero cuestionan aspectos del proyecto.

En tanto, la oposición no acierta con una estrategia legislativa. Aunque no descartaron del todo la posibilidad de convocar a audiencias paralelas en siete regiones del interior del país, la intención parece diluirse. "Va a ser difícil ponerse a trabajar en eso mientras el kirchnerismo insiste en un trámite exprés y avanza en llevarlo al recinto", se justificaban ante este diario algunos de los legisladores no kirchneristas.

Ayer fracasó una reunión de los jefes de los bloques opositores porque varios de ellos no estaban en el Congreso. Pero la presidenta de la Comisión de Libertad de Expresión, la radical Silvana Giúdici, comenzó a explorar la posibilidad de impugnar la convocatoria "porque no respeta el reglamento ni los tiempos necesarios para que estas exposiciones que comienzan mañana (por hoy) sean verdaderas audiencia públicas".

Avanzada la noche, la UCR hizo propia la postura de Giúdici. El diputado radical Miguel Angel Giubergia, vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, envió una nota a su par de Comunicaciones, el kirchnerista Manuel Baladrón, en la que postula la "nulidad absoluta de la convocatoria". Giubergia cuestionó que "se convoca a través de medios de difusión nacional, sin existir el acta correspondiente (de la Comisión de Comunicaciones) hasta el día hoy". "Esto –sentencia el radical jujeño– es totalmente antirreglamentario."

A lo largo de la jornada, el kirchnerismo salió al cruce de los argumentos esgrimidos desde el radicalismo y otros sectores de la oposición. "Las audiencias estarán regidas por un reglamento que fue elaborado en 2001 por el gobierno de la Alianza y que ya fue utilizado en otras oportunidades", replicó el jefe del bloque oficialista, Agustín Rossi. "Estamos trabajando en base al reglamento, dentro de la legalidad que implica que se deben cumplir todos los pasos para la convocatoria", completó la secretaria de la bancada, Patricia Fadel.

Sin embargo, varios legisladores de la oposición irán igual hasta el auditorio del anexo de la Cámara baja para "ver cómo es el sistema" de audiencias públicas. Una decisión que adoptaron, por ejemplo, los legisladores de la Coalición Cívica que integran las tres comisiones.

"Nosotros ya contabilizamos 265 pedidos de participación en las audiencias y si el oficialismo no quiere extenderlas más allá del jueves, le dará lugar sólo a una parte de los interesados. Es una muestra de que no quiere debatir", repetían en el despacho de Giúdici. En tanto, la diputada porteña trabaja sobre otro aspecto de "nulidad": si el plenario del jueves pasado funcionó con el quórum necesario de cada comisión. Hoy volverán a insistir en reunir a los presidentes de los principales bloques opositores para definir una postura conjunta.

Comentá la nota