"Quienes se están manifestando no han trabajado nunca jamás"

Caleta Olivia Este conflicto hay que dividirlo en dos grandes temas o ejes, uno es el salarial, que es todo trabajador quiere un mejor salario, y que es lo que están pidiendo centralmente.
Y el otro tema es la oportunidad de algunos dirigentes o seudo dirigentes que utilizan a la gente en una coyuntura preelectoral, para generar una política que creo no conduce a nada", sintetizó ayer el Ingeniero Armando Lehmann, socio gerente de la empresa Lavras.

Se trata de una de las firmas que presta servicio a la comuna en el área de forestación y mantenimiento de espacios verdes. Esta semana, un grupo de empleadas de Lavras había iniciado una serie de reclamos, hasta ayer mantenían una medida de fuerza.

"Las trabajadoras que están faltando a cumplir tareas, son aproximadamente veinte a veinticuatro. Nuestras trabajadoras en su totalidad son ochenta", aclaró Lehmann y cuestionó al grupo en conflicto.

"Yo creo que la comunidad tiene que saber cómo funciona esto, no para tomar partido, sino para estar informados. Tomar partido o estar en contra no soluciona nada, sino estar informado para poder opinar", insistió. En este contexto explicó que las empleadas que mantienen el reclamo "provienen de una lista, que la agencia de intermediación laboral entrega al que gana la licitación. No se comenzó a trabajar el día, que debiéramos empezar, ya que se comenzó con un paro, uno de los motivos era que no querían que esta empresa fuera la adjudicataria, pero que después se recompuso. Las trabajadoras, que se estaban manifestando, muchas de ellas no trabajaron nunca, jamás", reveló

Lehmann. Para dejar en claro este punto aseveró que de las 80 trabajadoras "hay muchas que tienen inconvenientes de salud reales, otras tienen inconvenientes que le impiden realizar tareas a la intemperie; que precisamente es el servicio que la empresa realiza. Numéricamente tenemos una asistencia del 60 % , osea el 40 % de inasistencia, y si se trabajan 20 días por mes, trabajan en promedio doce. Por supuesto los días de viento, no se trabaja, como los días de lluvia o demasiado fríos. Los días de trabajo son de lunes a viernes, ahora en esta temporada el horario es de 8,30 a 13 hs., que son 4 horas y media, y en verano podrían ser 5", subrayó.

Situación

De este modo, el empresario puso en evidencia una situación que es compleja y que se agrava al iniciarse el conflicto, dado que la prestación debió hacerse con un esquema de emergencia.

"Para cumplir con lo que nos solicita la municipalidad, con otro ejemplo, fuera de las ochenta personas que tenemos contratadas, tomamos a cuatro personas que trabajan en el municipio, para cumplir con el trabajo que tenemos que hacer, y en el turno de 14 a 18, o sea cuatro horas por día, y por un mes, hicieron en un mes lo que nosotros con todo el plantel no pudimos hacer en tres meses", remarco Lehmann.

Para ser mas gráfico puntualizó: "Hay muchas que quieren trabajar, pero hay otras que no lo quieren hacer, esto también está pasando".

En el marco de las negociaciones, el miércoles por la noche, hubo una reunión, entre los responsables de la firma y las "delegadas"; encuentro del que también participaron dos dirigentes de la CTA local. "Hay una serie de notas que no condicen en nada, y me encuentro hoy – por ayer - a las 9 de la mañana con una Nota firmada por Zurita y Sepúlveda ( los integrantes de la CTA que participaron de la reunión) que hoy se estaba de paro por que no hubo mesa de negociación, y no hubo diálogo. Ahora que se entiende por diálogo, y cuál es la metodología, por eso digo que no hay buena fe", enfatizó Lehmann y sentenció: "el diálogo está abierto, y no significa que hay que decir a todo que sí".

Comentá la nota