¿Quién saca votos a quién el 28 de junio?

Lejos de un esquema de polarización, la dispersión de agrupamientos signa el escenario político en Tucumán. En materia de nichos electorales, la derecha es el sector donde menos fuerzas entran en pugna.
Cuando restan 71 días para los comicios en los cuales los tucumanos deben elegir tres senadores y cuatro diputados nacionales, ya hay una docena de fuerzas políticas que competirán separadamente en las urnas. Y de esa fragmentación de propuestas surgen dos conclusiones provisorias: la primera es que, por el momento, el oficialismo está consiguiendo evitar un escenario de polarización. Es decir, no tiene a un competidor que vaya a canalizar la mayoría de los sufragios que no conquiste el binomio de Beatriz Rojkés de Alperovich (candidata a senadora) y de Osvaldo Jaldo (se postula a diputado) sino que tiene enfrente múltiples partidos.

La segunda conclusión temporaria surge cuando se observa el escenario del mercado electoral provincial: casi todas las fuerzas opositoras tienen, en sus nichos de votantes, muchos más competidores que el propio Frente para la Victoria alperovichista.

En el espacio peronista, de hecho, sólo compiten, el oficialismo, el Movimiento Productivo Argentino (MPA) que lidera el ex vicegobernador Fernando Juri, y el Partido Laborista, encabezado por el legislador Osvaldo Cirnigliaro.

Al mercado electoral de centro, en cambio, confluyen la UCR, cuya propuesta encabezaría el legislador José Cano; el cobista Consenso Federal (Confe), cuyo mayor referente es el legislador Jorge Mendía; la Democracia Cristiana, que preside José Páez; la Coalición Cívica (Elisa Carrió es su referente nacional) y el intervenido Movimiento de Integración y Desarrollo (MID). Esas fuerzas dialogan desde fines de 2008 para estructurar una alianza, pero nada cristalizaron aún.

La izquierda es, acaso, el más fragmentado de los espectros políticos. Ya lanzaron la campaña el Partido Obrero (PO), que encabeza Daniel Blanco; el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), con Clarisa "Lita" Alberstein como principal referente; el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), que tiene a Raúl Castells como líder nacional; y -la sorpresa- el Movimiento Libres del Sur, que tras su reciente fractura con el oficialismo promueve a Federico Masso como senador. Y aquí todavía resta que defina su propuesta el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), que ya anunció que participará de los comicios del 28 de junio y que tendrá a Juan Véliz entre los candidatos.

La contracara, coherentemente, es la derecha tucumana. Fuerza Republicana, que tendrá a la cabeza de sus listas al legislador Ricardo Bussi y a la senadora Delia Pinchetti, viene acaparando ese espectro en soledad hasta el momento. En los próximos días, sin embargo, el Partido de la Independencia (que lideran los hermanos Raúl y Juan Armando Arizmendi) formalizará su propuesta para competir en las urnas.

Las agrupaciones no alineadas

Ahora bien, hay muchas otras fuerzas -tanto de larga trayectoria como de reciente aparición- cuya inserción no se encuentra en un mercado específico. Es el caso del centenario Partido Socialista, que conduce Rodolfo Succar, cuyo electorado es de centro y de centro izquierda. A ese mismo nicho apunta Pueblo Unido, que postula al legislador y gremialista Roberto Palina y al ex legislador y presidente del partido, Gumersindo Parajón.

Pero el propio Frente para la Victoria también buscará votos fuera del mercado peronista. Hay negociaciones para sumar en el acuerdo oficialista al Partido Humanista (de centro izquierda), al VOS (de centro derecha) y a Participación Cívica, de extracción radical.

El "jurismo" ensaya una variante similar. Aún no cerró sus negociaciones con el radicalismo y, mientras tanto, ya fraguó acuerdos con una justicialista histórica como Olijela Rivas, con la Cruzada Peronista (centro derecha) de Enrique Romero y el MP3 (centro izquierda) de Alejandro "Cacho" Sangenis. A eso se suman las estructuras y los referentes de centro derecha: el legislador Esteban Jerez (bloque Alberdi); el concejal José Costanzo (PAT); el ex legislador y actual presidente de Recrear, Ernesto Padilla; el ex vicegobernador por FR, Raúl Topa; y, en principio, Ciudadanos Independientes.

En los dos grandes partidos de centro (la UCR) y de derecha (FR), en tanto, el aditivo electoral estará dado por dirigentes de distintas vertientes del campo.

Aunque son las urnas las que darán el veredicto, la dispersión de fuerzas políticas, prima facie, licua las posibilidades opositoras de obtener bancas, en beneficio del alperovichismo.

Comentá la nota