Quién es quién en Tres Arroyos

Si bien es la primera vez que se presentan diez listas, más que en el número, las modificaciones más claras se observan en algunas propuestas electorales
Por primera vez desde el retorno de la democracia, en nuestro distrito habrá diez alternativas electorales. Pero detenerse en el número puede llevar a conclusiones equivocadas. Si bien es una situación inédita, durante el mencionado período se presentaron nueve listas en cuatro ocasiones: 1991, 2001, 2005 y 2007. No hay cambios de relevancia, en consecuencia, en la cantidad de opciones.

Más que en el número, las modificaciones más claras se observan en algunas de las propuestas electorales. Han transcurrido sólo 19 meses desde las elecciones de 2007, pero fueron tiempos políticos vertiginosos por el tremendo e innecesario desgaste que le generó al Gobierno el conflicto con el campo, todavía no resuelto.

La Concertación Plural profundizó su precariedad en los primeros meses de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner y quedó virtualmente extinguida con el voto "no positivo" de Julio Cobos. La expresión local, que tuvo como principal referente a Graciela De Leo, ya en la campaña se vio debilitada por múltiples obstáculos internos como las diferencias notorias entre la citada dirigente y Rogelio Varese o los cuestionamientos públicos de Pablo Garate -junto a su ex socio político Francisco Couso- a la candidata radical del Frente para la Victoria. Sumadas luego las circunstancias nacionales, no sorprendió que Acción Comunal se escindiera del kirchnerismo para conformar una agrupación local.

En este contexto, en el Partido Justicialista nada es como era entonces. Garate desplazó a Varese de la conducción y su hermano Martín encabeza una lista que fue consensuada con Las 62 Organizaciones Peronistas, las agrupaciones Eva Perón y Oscar Smith, entre otros. El nacimiento del llamado PJ-disidente o Unión-PRO sirvió como "paraguas" para nuclear a tres listas colectoras: el espacio duhaldista liderado por Hugo San Román (que propone como primer concejal a Emiliano Capandegui), la nómina conformada por Varese y el sector encabezado por Oscar Cipulli, dirigente identificado con el PRO.

Desvinculado del Frente para la Victoria, Acción Comunal prescindió en este caso de su principal carta. Pese a las insistentes versiones que indicaron lo contrario, De Leo se mantuvo al margen entre los aspirantes a ingresar al Concejo y es Luciano Sala quien se ubica en el primer lugar, acompañado por un grupo que incluye a la actual concejala Marta Fortunato. Lejos del despliegue de la experiencia anterior -que recibió el insólito aval de funcionarios nacionales que llegaron especialmente a nuestra ciudad-, transita un nuevo camino y en la noche del 28 de junio podrá saber cuál es su capital político real en el distrito.

El Movimiento Vecinal se vio envuelto en una interna muy fuerte, que se refleja con claridad en su propuesta electoral. Mientras que en 2007 apostó a la reelección de sus representantes en el Concejo con Juan Manuel Furmento, Federico Balbuena y Marta Ostiza en los primeros lugares, en junio próximo sólo irá por la renovación de su mandato Ricardo Ravella. La voluntad del intendente Sánchez era -en la apertura de las reuniones con las autoridades vecinalistas- no incluir a ninguno de los actuales ediles, a raíz de su pública disconformidad por la falta de apoyo del bloque oficialista a la creación de una tasa de salud. Desde que gobierna el municipio, sólo fue derrotado en los atípicos comicios de 2001; en este caso, con Mónica Capellari como referente, le alcanzará con el ingreso de cuatro concejales para conservar la mayoría.

Para la Unión Cívica Radical, la posibilidad cierta de recuperar el espacio que perdió hace dos años en el Concejo es motivo de entusiasmo. En el Comité Enrique Betolaza son conscientes del mejor posicionamiento y tienen la expectativa de incorporar al menos dos concejales. El tradicional partido fue el primero en definir las candidaturas en una asamblea de afiliados, semanas antes del plazo establecido por el cronograma electoral.

El Partido Socialista volvió a escena. El profesor Antonio Festa se encuentra al frente de una lista que incorporó a muchos jóvenes, que llevaría una "colectora" con los postulantes seccionales y provinciales del Acuerdo Cívico y Social. Las diferencias que en la intervenida agrupación se observan en el ámbito nacional, tienen su correlato en nuestro medio: mientras Guillermo Torremare es candidato a diputado nacional alineado con el Gobierno, el Partido Socialista expone una postura crítica sobre la gestión del kirchnerismo.

No se perderán esta elección dos incansables candidatos de fuerzas minoritarias. Julio Salomón es la cara local del Movimiento Socialista de los Trabajadores y Vicente Despósito del Partido Obrero. En este sentido, mientras Salomón también intervino en las últimas décadas en Patria y Pueblo, Partido Nuevo y Partido Obrero; Despósito representó al Partido Comunista, Frente del Pueblo, Frente Amplio de Liberación e Izquierda Unida.

Comentá la nota