¿Quién puede llegar a cuestionar las decisiones del intendente Moccero?

Como 2010 no será un año electoral, el intendente Ricardo Moccero anunció "severos recortes en el presupuesto". Lo sufrirán Deportes y el Instituto Cultural, se eliminan las guarderías y la entrega de subsidios. ¿Se suspenderán las bonificaciones a los funcionarios o empleados afines a la gestión?
La cuarta gestión al frente del municipio del intendente Ricardo Moccero llega el 10 de diciembre a la mitad de su trayecto. Se sabe que el ejercicio 2010 será durísimo en cuanto a lo económico para la gestión, porque el propio Jefe comunal ha anunciado un importante recorte de gastos en distintas áreas de la administración municipal. El 2010 no es un ?año electoral?, por eso que el grifo de los gastos puede achicarse por parte del Ejecutivo, ya que no debe seducir a la comunidad para encontrar votos. Es decir, en consonancia con los gobiernos Nacional y Provincial, el Municipal se ajusta a los ciclos que el calendario electoral manda en un país donde no importa otra cosa que perpetuarse en el poder para usufructuar sus jugosos beneficios. De manera que lo que se ahorre en 2010 será volcado con todo para el ejercicio 2011, oportunidad en la que se renovarán cargos ejecutivos en los tres niveles.

Este año el grifo del gasto público se abrió de manera considerable con el anuncio y el comienzo de las obras del Plan Federal de Viviendas II, obras de cloacas, asfalto, cordón cuneta y luminarias. El año que viene, el vecino puede estar seguro que fotos de inauguraciones verá pocas si no ninguna. El ciclo de la política local y nacional así lo determina.

Un ejemplo claro de los tiempos de la política eleccionaria es la obra de la ruta 67. Los suministros se manejan de acuerdo a coyunturas. Comenzaron los trabajos con mucho brío, luego de un rimbombante anuncio que incluso tuvo transmisión por conferencia entre Olivos, Coronel Suárez y La Madrid. Pero hace un mes la obra está frenada por falta de pagos de certificados. La obra puede llegar a terminarse, y por el bien de la comunidad se espera que así sea, pero los plazos de obra no serán cumplidos ni por asomo y esto demuestra que los tiempos de disposición de fondos se manejan bajo los tiempos eleccionarios.

Se necesita un ?siricardista?

En este contexto de recortes presupuestarios anunciados para la gestión 2010 en el ámbito municipal, ejercicio en el cual el Ejecutivo deberá afrontar el compromiso asumido de completar la recomposición salarial a los empleados municipales, ciertas áreas sufrirán una importante merma de suministros.

Es el caso de la Dirección de Deportes municipal, a la cual renunció Osvaldo Lezica, mitad por cuestiones personales, esgrimidas en una nota con Nuevo Día semanas atrás, y mitad por no compartir con el intendente Moccero el recorte presupuestario de su área para 2010.

¿Y qué necesita Ricardo Moccero para 2010 en cuanto a cuestionamientos o posibles discusiones? Necesita cero cuestionamientos. Requiere de una persona que sólo cumpla con lo que él dispone. Un funcionario que no le haga el menor de los cuestionamientos, que no oponga resistencia ni interponga algún inconveniente, sino todo lo contrario. Por eso ese hombre es José Lomartiro, quien ocupará la Dirección de Deportes. Lomartiro cumple con el requerimiento ideal para una gestión como la que será la de 2010 en Deportes, con poco presupuesto. Un hombre decididamente dispuesto a no contradecir jamás, ni en la menor de las cuestiones, a Ricardo Moccero, y muy por el contrario dispuesto al ?sí Ricardo? más fundamentalista.

El cargo fue rechazado por el profesor de Educación Física Hernán Vidal, a quien no lo moviliza ninguna ambición política y con total honestidad esgrimió que desea ocupar ese cargo. Vidal había sido recomendado por Lezica, quien supo lograr el acompañamiento de los profesores de Educación Física. No se sabe que podrá entregar José Lomartiro al frente de la Dirección de Deportes. Es una incógnita. No obstante, cualquiera merece una oportunidad para demostrar si puede o no. Algunos sostienen que al menos no faltarán fuegos artificiales si alguna ocasión lo amerita.

No habrá guardería ni subsidios, ¿bonificaciones sí?

La merma de suministros ya la venía sufriendo el Instituto Cultural, que hasta hace unos meses presidió la artista plástica Susana Dos Santos, quien hizo un gran esfuerzo por imprimirle un aire renovador y activo al Instituto, obteniendo logros importantes en cuanto a promoción y presentación de charlas de expertos reconocidos en distintos temas en el marco del programa Café Cultura Nación; presentaciones musicales como las del sexteto vocal Cabernet y el dúo Baraj - Braylan, por poner dos ejemplos. Pero Dos Santos fue víctima de su propio ?mentor?, Gustavo Moccero, quien la había recomendado para sucederlo pero luego montó una campaña de desprestigio a través de una radio.

Esta campaña radial y una irreconciliable relación interna en el área debido a la inminente vuelta de una empleada ligada a la gestión de Gustavo Moccero provocó el pedido de licencia de la artista plástica, amén del recorte importante en el área. El Instituto Cultural quedó en aquel momento bajo el dominio de la Secretaría de Gobierno que comandaba Ernesto Moccero, quien dejó su cargo para darle paso a un hombre muy dispuesto a ocupar primeros planos donde sea y cuando sea en la función pública, Ernesto Palenzona.

Otro de los movimientos que se espera sucedería en el ámbito del Concejo Deliberante, con la aparente intención de mencionar a Roberto Palacio como presidente del cuerpo. En el Consejo Escolar probablemente aparezcan movimientos, puesto que se baraja la posibilidad de que Susana Previsdómini regrese a la repartición que ocupó durante muchos años.

En cuanto a los recortes, se cerrarán las guarderías, se eliminarán subsidios a instituciones y se analiza el régimen horario de los empleados municipales.

El Intendente Moccero ya manifestó que se vienen severos ajustes en el ámbito municipal. "Las guarderías serán cerradas y su personal reubicado en otros sectores o indemnizado. Debemos ser coherentes y responsables, lamentablemente el personal contratado en un 50 o 60% serán dados de baja, además eliminaremos los subsidios a las Instituciones", dijo en un medio radial oficial.

Respecto a los recortes en los gastos, lo que no aclaró Moccero es si dejará de entregar bonificaciones de 300, 500 y hasta 1.000 pesos a sus funcionarios, tales los casos que citó en la última sesión del Concejo Deliberante el concejal Augusto Berg, quien detalló que " a Juan Carlos Salvato (300 pesos), según Resolución 481; Juan Carlos Zeki (500 pesos) hasta el 31 de diciembre según Resolución 581, la Resolución 483 le prorroga 300 pesos a cada uno de los delegados municipales de los pueblos alemanes; 800 pesos a Juan Carlos Blanco y una de 1.000 pesos para Juan Carlos Luopias, entre otras".

Comentá la nota