¿Quién es el nuevo "mega - operador" K?

Mario Ishii, intendente de José C. Paz, sumó poder en el entorno áulico del kirchnerismo. Recelos de sus colegas y resistencia de la Provincia.
Mario Ishii ya tomó licencia y en su reemplazo asumirá María Luisa Geize como intendente interina de José C. Paz hasta que termine la campaña, el 28 de junio próximo.

El anuncio fue realizado el viernes pasado en el transcurso de la reunión de apertura de sesiones ordinarias en la que Ishii, además de abrir el año con el discurso habitual, también presentó un pedido de licencia por cuestiones personales que nadie puede ocultar: su pertenencia al grupo íntimo de campaña bonaerense del ex presidente Néstor Kirchner.

Ishii es hoy uno de los operadores más importantes, y algunos sostienen que es el reemplazante de su antiguo chofer y empresario multimediático, Rudy Ulloa Igor en cuanto al armado de las campañas en todo el país.

[Cristina_ishii]

Desde José C. Paz salen hasta para la patagonia los equipos de pintadas que marcan el acompañamiento con el gobierno nacional, ya sea a través del apoyo a la presidenta Cristina Ferández de Kirchner, con la leyenda "Fuerza Cristina", o directamente proclamando la candidatura a diputado nacional del actual presidente del PJ nacional.

El intendente había estado en Catamarca durante la última etapa de la frustrada campaña provincial donde el kirchnerismo perdió categóricamente contra el oficialismo radical de la provincia y que provocó el adelantamiento de las elecciones nacionales para junio próximo.

"Si no hubiéramos estado nosotros, sólo le hubieran robado la plata", se ufanan los dirigentes que salieron desde este rincón del Conurbano hacia el norte argentino. Esas mismas fuentes revelaron, además, que le habían pedido "a Kirchner que no viniera, porque eso era una masacre. Él quiso venir igual, porque juega siempre así, y juro que nos sorprendió", expresó.

La inclusión de Ishii como virtual jefe de campaña provocó no cierto asombro y algún reproche por parte de los sectores involucrados. La semana pasada, por ejemplo, tanto Alberto Balestrini como el resto de los miembros del peronismo bonaerense que lo acompañaron hasta Olivos no sólo fueron para presentarse sino para armar una agenda de campaña que los contenga a todos. Que un intendente sea su jefe, no le habrá causado ninguna gracia.

Es que los jefes comunales se toman unos a los otros como pares, aunque siempre algunos son "más pares que otros".. Históricamente, Hugo Curto y Raúl Othacehe eran las voces más escuchadas en la primera sección electoral. Con el tiempo, Jesús Cariglino también empezó a hablar en representación de algunos otros. "Pero Ishii siempre habló por Ishii y nos obliga a ir detrás", criticaba uno de sus vecinos.

_Su llegada tampoco fue recibida con aplausos dentro del esquema provincial, donde Daniel Scioli hace lo imposible para despegarse del esquema de campaña kirchnerista con un discurso ultraoficialista. El "Gracias" con que despidió el gobierno bonaerense a Raúl Alfonsín en todos los matutinos dominicales es un claro ejemplo de eso. "Y, la verdad, si Ishii nos diera alguna orden de cómo trabajar, no sabríamos donde escondernos", reflejó uno de los operadores habituales del gobernador.Así las cosas, todos miran con recelo al nuevo operador estrella del gobierno nacional, intendente, en uso de licencia.

Comentá la nota