¿A quién dedicó el 'piropo' de "mente enferma", Balestrini?

Desde que el rumor dejó de serlo y se transformó en un hecho noticiable, aunque en la particular forma en la que suelen ‘informar’ los editorialistas, la versión de que Scioli finalmente asuma en Diputados y deje de gobernar la Provincia tiene variados supuestos "generadores".
En su sorpresiva declaración de anoche, el vicegobernador bonaerense, Alberto Balestrini, no se detuvo a enrostrarle la autoría del "rumor" –como él mismo lo definió- a nadie en particular, aunque reparó, sí, en la salud mental de quien haya sido: "A quién se le puede imaginar que Daniel Scioli va a abandonar, solamente a une mente enfermiza". ¿Quién tiene la mente enferma, según el vicegobernador?

Para acercarnos a una respuesta, bien vale repasar algunas versiones:

• Opción a) En varios despachos encumbrados de La Plata, sospechan que el ‘autor’ del interesado rumor que anticipa el alejamiento de Scioli de la Gobernación, es el propio ex presidente Néstor Kirchner, vía un dirigente del PJ bonaerense con cargo Legislativo y (buena) llegada directa a los editorialistas que lo hicieron trascender. Sería la conclusión más sorprendente: De apoyarse en esta hipótesis la respuesta de Balestrini, para el vicegobernador... ¿la "mente enfermiza" podría ser la de Néstor Kirchner?

• Opción b) Más de un funcionario nacional con oficina en la Rosada, cree haber ‘descubierto’ la maniobra atribuyendo su origen a la ciudad de La Plata: "Se trata de una evidente jugada del entorno de Scioli, mandada por él, para "victimizar" al Gobernador", dicen. La victimización suele lavar culpas. Y con la Provincia complicadísima en términos de financiación y su imagen ‘golpeada’, también, por el resultado electoral, victimizarse con supuestas maniobras desestabilizadoras puede –en parte- ayudar a resurgir. ¿Creerá Balestrini entonces que a una cuadra de su despacho, sobre calle 6, hay mentes enfermizas?

• Opción c) Bien podría haberse referido el vicegobernador a los editorialistas de los principales diarios de alcance nacional que difundieron el rumor. Es, de las dos opciones anteriores y pese a su esfuerzo por direccionarla en ese sentido (dijo "en el país están pasando cosas muy importantes, esta que acabamos de presenciar es una", refiriéndose a la defensa de Mariotto al nuevo proyecto de Ley de Servicios Audiovisuales) la menos creíble. Es evidente que al menos en este caso, "alguien" dijo algo. Y que en todo caso los editorialistas son, consecuentemente, sus mensajeros. ¿Habrá acusado de tener mentes enfermizas a simples ‘mensajeros’?.

Comentá la nota