"Quien conduce sabrá cuando dar el golpe de timón"

Revisa el blackberry, ve una noticia. La Presidenta reconoció que Buenos Aires es la provincia con más recursos destinados a la educación. "Sí, el 35%. Lo tengo acá", dice. Y saca un papel con datos estadísticos.
Tiene varios de ellos. Sabe que en el contexto político actual la gestión no se llevará la mayor parte de la entrevista, pero insiste cada vez que puede. Igualmente, José Scioli, secretario general de la Gobernación, no esquiva los temas complejos de un año electoral donde la palabra testimonial juega un rol trascendente.

Guarda para sí, y para la intimidad del gobierno, su opinión sobre postulaciones simbólicas pero, a la vez, reclama un golpe de timón de la conducción política del espacio que lo contiene. Al mismo tiempo, critica mordazmente a la oposición, precisamente, por considerar que se mueve desde lo testimonial.

Dispara: "Por ahora, las candidaturas testimoniales a término las presentó la oposición. Gabriela Michetti renunció a ser vicejefa (de Gobierno en Capital) y seguramente será candidata a jefa en el 2011. El señor Felipe Solá renunciará a su banca para revalidar el voto de la gente y ser candidato a presidente en 2011. El señor Franciso de Narváez va a una reelección para ser candidato a Gobernador. Y la señora Margarita Stolbizer está siendo candidata a diputada y ya expresó su voluntad de ser candidata a Gobernadora. Entonces, son testimoniales concretas a término".

-Pero el que sacó a la palestra las candidaturas testimoniales fue el oficialismo.

-Vamos a esperar al 9 de mayo. Por ahora, lo testimonial es mediático. Todos hablamos, pero la definición será el 9 de mayo.

-¿Es acertado que el Gobernador integre las lista de diputados nacionales?

-Sobre sus decisiones políticas no opino. El conoce cuál es mi opinión, y no me corresponde opinar en público sobre sus decisiones políticas.

-¿Hay más gente en el gobierno que piensa como Santiago Montoya pero

no lo puede decir?

-No me consta. Cuando uno está dentro de un espacio político debe ser extremadamente prudente en sus declaraciones. O bien dar un paso al costado antes de decir esa declaración, o bien llamarse a silencio. Insisto en el reconocimiento hacia su capacidad, y lamento mucho su salida del gabinete, porque es un hombre técnica y profesionalmente excelente.

-¿Le dolió la salida o las declaraciones de Montoya?

-Las dos cosas. Me parece que el Gobernador tuvo con él un gesto, también, de luchar por un viejo reclamo de él que no lo había podido sacar con Solá, que era Arba. Esa independencia de Arba se la debe al Gobernador y a los legisladores que supieron acompañar la propuesta del Ejecutivo. Desde ese punto de vista creo que no procedió bien. A mí no me gusta cuando al otro día, o a las 48 horas, empiezan a renegar de un espacio político que les ha dado todo.

-Pero quizá ese espacio político no deja discutir política.

-Dentro del gabinete, a puertas cerradas, discutimos de todo. Se habla de todo. Cuando uno quiere hacer público un comentario fuera del espacio político, se tiene que ir. Cuando se está dentro de un espacio, las discusiones se deben hacer a puertas cerradas. Creo que a Santiago lo traicionó su temperamento.

Golpe de timón

-¿Y usted, va a ser candidato?

-Yo voy a defender el proyecto del Gobernador desde donde me toque. No necesaria-mente tengo que ser candidato. Estoy convencido de la gestión, de los logros del gobierno. Tengo un doble compromiso en todo esto, hasta de decirle cosas que quizás otros que están en la mesa chica no le puedan decir. Hay decisiones políticas que él toma en las que uno puede o no estar de acuerdo, pero hay que acompañarlas, por-que es quien conduce este proyecto.

-Deja entrever que no está muy de acuerdo con que Daniel integre la lista.

-Yo confío que los grandes dirigentes siempre dieron golpes de efecto, o golpes de timón, cuando los tenían que dar; todos. Así como el ex presidente dio un golpe de timón porque había una crisis internacional que se avecinaba, y que parecía desubicado estar en una campaña electoral que pinta difícil. Confío en que quienes deben tomar esta determinación y conducen este proceso den todos los golpes de timón has-ta el 9 de mayo para presentar a los mejo-res candidatos y las mejores propuestas. A mí no me corresponde opinar si tiene o no que ir. Es una decisión política que va a tomar conjuntamente con los cuerpos orgánicos y la mesa de conducción del Par-tido, a nivel provincial como nacional.

-¿Y a modo personal, qué opina?

-No voy a expresar públicamente mi pensamiento. El lo conoce. Insisto: los grandes conductores de las transformaciones dan golpes de timón a tiempo y se diferencian del resto por eso. Confío en que quienes tienen esa responsabilidad tomarán la de-cisión correcta.

Comentá la nota