“Queremos la unidad y la participación de todos” gremios

El dirigente gremial al frente desde el martes de la CGT enfrenta ya un cisma de gremios liderados por Héctor Moya. Sin embargo, Cabello asegura que las puertas de la CGT están y estarán abiertas para los disidentes. Dentro de la agenda del gremialista figura reunirse con el gobernador Gioja y poner en marcha las secretarías de la central obrera.
Después de muchos años los trabajadores sanjuaninos podrán tener una CGT fuerte y que los respalde. Ése era el mensaje que todos transmitían a quien los quisiera escuchar. Viejos dirigentes sindicalistas y nuevos gremialistas decían lo mismo y se habían puesto de acuerdo para conformar una central obrera sanjuanina, “como la que tenía Montaño”, decían.

Así, Eduardo Cabello salió con el aval de unos 58 gremios de la provincia como delegado regional, quien es secundado por Enrique Castro (Camioneros) como subdelegado y Julio César Figueroa (UOM) como delegado adjunto.

Pero no todas fueron rosas en una elección que tuvo el consenso de los denominados gremios grandes, ya que Héctor Moya -líder de la llamada Agrupación Sindical 17 de Octubre- decidió dar un portazo y “abrir” una CGT disidente. El dirigente bancario tomó la decisión acompañado, entre otros, por gremios como SADOP, Aeronáuticos, Frutas y Hortalizas y Vendedores ambulantes.

No obstante, Cabello -que no llevaba ni minutos de asumido y se enteraba por los periodistas de la situación- adelantó: “Con Moya hemos venido charlando en varias oportunidades pero si arman una central paralela están en su derecho, pero los vamos a convocar para que trabajen con nosotros. Incluso en el momento de mi elección varios secretarios generales de estos llamados gremios disidentes se acercaron a estrecharme la mano en un acto de grandeza que valoro mucho y agradezco”, dijo el flamante secretario general de la CGT.

“Pero insisto, por favor, Moya y todos sus muchachos tienen un lugar aquí con nosotros, las puertas están abiertas para ellos. Acá no hay gremios grandes ni gremios chicos, sólo trabajadores que deben estar unidos para los tiempos difíciles que se vienen”, afirmó el gremialista.

Cabello tiene 46 años, está casado y tiene 2 hijos. Fue concejal por la Capital de la mano del basualdismo. Actualmente lleva 5 mandatos consecutivos al frente del gremio de la construcción (UOCRA) y a partir del 22 de diciembre está al frente de la CGT local.

Los desafíos que se le presentan en el camino a este dirigente son muchos: “Primero, poner en funcionamiento las casi 28 secretarías de la central obrera y luego empezar a conocer la realidad de cada gremio”, puntualizó.

En unos días, Cabello tiene prevista una audiencia con el Gobernador. Allí hablarán sobre el funcionamiento de la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia, por la cual han recibido muchas quejas.

Finalmente, Cabello afirmó que con el gobierno provincial “vamos a ser consecuentes y no obsecuentes del gobierno. No podemos negar lo que ha hecho Gioja por San Juan”.

Comentá la nota