"Queremos seguir tirando bombas".

SUB 20: Salvio y Cristaldo, los goleadores del Sub 20, cuentan el ocurrente festejo que repitieron en el 2-1 a Perú. "Lo inventé yo", asegura el de Vélez. Y el de Lanús desea: "Ojalá que lo hagamos hoy". Argentina juega esta tarde ante Colombia y si gana se clasifica al hexagonal.
Desde el ocio nació una creación que ya fue puesta en práctica en dos oportunidades y no posee fecha de vencimiento. Había que atenuar el aburrimiento en los momentos libres de la concentración y cualquier motivo venía bien para hacerlo. Entre innumerables partidos de Play Station, chateos por messenger y películas por DVD que les entregaron aquí, una tarde surgió la propuesta de idear un festejo extravagante. El primer paso lo dio Jonatan Cristaldo: "Yo tuve la idea. Pero apenas Salvio hizo el gol en el debut, dudamos. '¿Qué hacemos?', me preguntaba. 'Hagamos la bomba', le dije. Entonces, vino Bella, que no sabía nada, y yo le dije que apenas Salvio tirara la bomba, los que íbamos atrás debíamos caernos. Y así quedó", detalla el Churry, apodado así "porque mi abuelo siempre me pedía que comiera churrascos".

A su lado, el Toto asiente con su cabeza con carcajadas y los dos se expresan el ferviente deseo de seguir provocando estallidos. "Queremos seguir tirando bombas", ambicionan, a horas de enfrentar a Colombia en busca de una victoria que le aseguraría al equipo de Batista la clasificación al hexagonal. Llega el momento de recrear esa celebración particular luego de almorzar unos fideos "bastante ricos", según cuentan. Parados a unos quince metros de la piscina, se acomodan, estiran sus manos y ¡booooooom! estalla otra granada imaginaria, como lo hicieron ante Venezuela (marcó Salvio) y ante Perú (anotaron los dos).

Están distendidos. La sonrisa les aflora con gran facilidad. Desparraman simpatía, desenfadados. El Churry viene de recibir en su mejilla un beso cariñoso de Zuculini, quien comenta que "menos mal que no estamos en la misma habitación, eh, ja". El Toto camina a paso cansino y con una alegría que lo sigue a todas partes. La producción fotográfica con Olé ya quedó consumada hace unos minutos y los dos, casi a coro, preguntan: "¿Cuándo sale?". El ánimo es inmejorable en estos dos jugadores, que hoy compartirán la delantera, ya que Batista pondrá a Cristian Gaitán en lugar de Ríos. Un dúo dinámico que, al igual que sus compañeros, se siente liberado tras la primera victoria.

-¿Qué valor le dieron a la victoria frente a Perú?

-S: Muchísimo. Ahora estamos con tranquilidad y eso se va a notar en la cancha. Por suerte ya se nos fue la presión de ganar el primer partido y vamos a poder jugar más sueltos.

-C: Fue un alivio bárbaro. En lo anímico nos vino muy bien, cosa que no se veía después de empatar en el debut porque esto es Argentina y hay que salir a ganar en todos lados. Ahora tenemos una paz interna hermosa. Vamos a jugar más tranquis, aunque tenemos que asegurar la clasificación al hexagonal.

-¿En qué mejoraron?

-S: Generamos más chances de gol y pudimos manejar más la pelota. Apenas empezó el partido pensamos que era la misma película que contra Venezuela porque nos convirtieron enseguida. Pero por suerte después pudimos remontar. Creo que en parte apareció el equipo, pero nos falta dar mucho más.

-C: Mejoramos en que tuvimos un poco más de movilidad y no fuimos tan individualistas. Yo me incluyo. Reconozco que en el otro partido me había pasado de la raya con eso. Por eso le pedí disculpas a los chicos y les expliqué que por la ansiedad quise hacer alguna de más.

-Para ser más peligrosos, ¿qué deben corregir?

-S: Tenemos que ser más concretos. Nos erramos algunos goles. Igual de a poco, con más confianza, vamos a definir mejor.

-C: No tenemos que arrancar dormidos. Ya van dos veces que nos hacen goles muy temprano. Lo bueno fue que mostramos fuerzas para remontar.

-¿Qué les parece Colombia, el rival de hoy?

-S: Es un rival muy duro. Tiene gente más grande que nosotros en lo físico y son fuertes en ese aspecto. Hay que tener cuidado en la pelota parada, que es lo mejor que tienen ellos.

-C: Será difícil no sólo por lo físico. También será complicado jugar a las cuatro y media, con tanto calor. Lo peor es la humedad. Sale vapor del pasto. Te mata, no te deja mover las piernas, te deja sin aire eso..

-El Checho había dicho que quería un equipo más colectivo, menos individualista.

-S: Se mejoró eso. Con Perú fuimos un poco más verticales y profundos. Creo que si seguimos así, vamos a ganar por una diferencia mayor.

-C: Ja, a mí me encantan los chiches. Me fascina tirar la bicicleta. Pero uno debe adaptarse a un sistema y por eso ayer (el viernes) no hice tantas boludeces. A veces me daban ganas de hacer algún lujo, pero enseguida pensaba que no tenía que hacerlo y tocaba para atrás.

-¿Se pusieron algún objetivo en cuántos goles quieren hacer?

-S: No, mi meta es ser campeón. No me conforma clasificar al Mundial.

-C: Igual que Toto. Y pienso que estamos obligados a ser campeones.

-¿Qué tan complicados se les hacen estos días de concentración?

-S: Esta Selección se la pasa más tiempo en las habitaciones que afuera. Vemos películas o chateamos. Es medio aburrido, pero esto es parte de la carrera que elegimos.

-C: En la primera semana jugábamos mucho a la Play Station, pero a esta altura la queremos tirar por la ventana. Nos cansamos. Ahora estamos con la computadora, escuchando música, chateando y viendo películas a morir. Yo ya me vi todas las películas de Dady Yankee, ja.

-¿Pero hay jugadores que los hacen divertir?

-S: Sí, por ejemplo, Zuculini es un personaje. Es eléctrico. Está loco, no se queda quieto en todo el día. No tiene descanso. Y así juega. Corre, corre, corre. En Ezeiza un día trabó con la cabeza y se la pisé sin querer. 'Zucu, boludo, ¡pará que te voy a lastimar!', le dije. Y Cristaldo te hace cagar de risa, todo el día tirando chistes.

-C: Zucu es terrible. Y Romero, con su tonada cordobesa, nos hace reír de sólo hablar. Nosotros le pusimos Yayo (por el cómico). Y Zucu es imparable. Por ahí estamos todos cansados de piernas, pero él tiene un aire más para seguir corriendo.

Comentá la nota