"No voy a quemar ningún barrio, lo que dije fue una metáfora"

Después de sus polémicas declaraciones, quien se postula como edil en Gálvez salió a defenderse: "A mí me conoce todo el mundo y se aprovechan mal de todo esto. Yo no estoy en el palo de la política", disparó.
El teléfono no deja de sonar en la agroveterinaria que Julio Fornari tiene en pleno centro de la ciudad de Gálvez, departamento San Jerónimo. Es que este veterinario de 58 años y candidato a concejal por el PRO levantó una polvareda luego del tercer robo que sufrió en su negocio al afirmar: "Hay que unirse y quemar a las ratas que viven en el barrio de atrás".

Este profesional que vive desde hace 36 años en esta ciudad ubicada a 80 km de la capital santafesina había formulado la polémica propuesta en un noticiero de la televisión local para de esa forma poner fin a la inseguridad que azota a los galvenses.

"Se me salió la cadena, estuve mal", admitió el veterinario quien puso como reparo que lo hizo bajo un cuadro de nerviosismo "a tan sólo 45 minutos de acomodar la mercadería después de sufrir el tercer robo en mi comercio. Lo dije como una metáfora, yo no voy a quemar nada", alegó. En ese sentido, consideró que las repercusiones "fueron patéticas, todo se politiza", aunque admitió que "de todo lo feo algo queda" y reveló que lo llamaron desde diferentes radios y canales de televisión de Buenos Aires, Córdoba que quieren contar con su presencia en los medios de comunicación.

Fornari, quien ocupa el sexto lugar en la lista de candidatos a concejal por el PRO para las elecciones del 27 de septiembre próximo, declaró: "Hay que ir y prenderles fuego para evitar que crezcan, porque son como ratas, tienen crías todos los días". La intempestiva reacción del veterinario se produjo después que sufriera el robo de 2 escopetas del anexo que funciona en su agroveterinaria, donde además ofrece artículos de camping.

"La única solución es juntarnos 80, 90 ó 100 vecinos, ir y prenderles fuego. Quemarlos. Es la única forma de que eso no crezca porque si no sigue creciendo y acá nadie hace nada. Si la Intendencia o no sé quién carajo tiene que hacer algo y no lo hace, esto crece", advirtió.

"Ahora estamos mejor"

Fornari, reconoció a El Litoral, que ahora las cosas cambiaron porque "hay presencia de móviles del Comando Radioeléctrico y el que está al frente es un tigre", explicó.

"Estamos tratando de formar una cooperativa de trabajo para formar una agencia de seguridad y dar prevención a la población con otras 30 personas que van a colaborar con la Policía", evaluó.

Para el veterinario que tiene su negocio en el casco céntrico galvense los atracos no sólo afectaron su comercio sino que "también me robaron en mi casa. Hubo hechos con golpiza incluida y ningún político se acercó a preguntar nada".

"Esto nos beneficia a nosotros y tengo la costumbre de tomar café a la mañana con mis amigos y todos me aplaudían cuando llegué al bar, me dio un poco de vergüenza", confesó a este diario.

Consideró que en Gálvez hay 3 barrios complicados que están ubicados en la periferia "y también hay gente buena, lo que pasa que hay familias que trajo la Municipalidad y ahora se convirtió en asistencialismo. Esto es para mí debut y despedida en la política a pesar de que el 100% de la gente me apoya, me alienta; pero tuve una reacción en caliente", se defendió.

Comentá la nota