La quema de rastrojo de caña llenó de humo el aire en gran parte del este de la provincia

Las poblaciones de Delfín Gallo y de Los Ralos, en el este tucumano, se vieron invadidas ayer por una gruesa columna de humo que surgió de un campo de caña ya cosechado, ubicado al borde de la ruta 303, que era objeto de la quema de rastrojo.
Debido al humo, por momentos la visibilidad para el tránsito vehicular era prácticamente nula, según pudo constatar LA GACETA. El Gobierno informó que en las últimas jornadas detectó 10 infracciones diarias de este tipo en distintas zonas del territorio provincial. El lunes se iniciarán controles para que los ingenios no reciban caña quemada.

Comentá la nota