Sin quema de cubiertas, continuó ayer el paro y manifestación de municipales

Por una decisión consensuada el día anterior, no hubo quema de cubiertas en el tercer día de paro por tiempo indeterminado fijado por el SOEM, que espera una convocatoria de las autoridades, para presentarles una oferta salarial mejor que la rechazada por la asamblea el lunes. El Ejecutivo evalúa descontar haberes de quienes no trabajen. Ernesto Cruz indicó que "un 20 % de trabajadores está adherido" al paro. Denuncia penal por daños al patrimonio público.
Sin quema de cubiertas durante la manifestación frente al Palacio Comunal, fue el tercer día de paro por tiempo indeterminado fijado por la asamblea del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Río Gallegos, que el lunes rechazó la propuesta salarial del Ejecutivo, de 150 pesos no remunerativos a partir de septiembre.

Donde sí hubo bloque con una quema de cubiertas, durante la mañana y hasta las 14, fue en el acceso al Vaciadero Municipal, que afectó al servicio de recolección de residuos, entre los más sensibles de las prestaciones por parte de la Comuna.

Mientras tanto, el titular gremial Pedro Mansilla dijo que el SOEM continúa "a la espera de algún tipo de diálogo a través del intendente (Héctor Roquel) o del secretario de Gobierno (Ernesto Cruz)", ya que "el planteo ya está hecho".

El dirigente dijo que la medida continúa "con un alto grado de acatamiento, a pesar de las amenazas de descuentos de los días no trabajados, que algunos jefes se empecinan en trasladar a los trabajadores" y consideró que "flaco favor le hacen al intendente con estas expresiones, porque no ayudan a buscar un camino de diálogo, que es lo que nosotros de alguna manera, a pesar de la medida de fuerza, estamos intentando y buscando".

Sobre la decisión de manifestar ayer sin quemar cubiertas, frente al Municipio, el dirigente admitió que fue porque provocó mucho malestar entre los vecinos, no obstante lo cual, dijo, "buscamos un punto de equilibrio, lo que fue acordado y de hecho fue lo que se hizo, por eso volvimos con el tacho y la quema de leña adentro".

Mansilla invitó "a todos los trabajadores a participar de estas jornadas, que van a ser habituales, hasta tanto aparezca algún tipo de propuesta por parte del intendente".

Para el dirigente, "tiene que existir algún tipo de ofrecimiento, que se pueda dar de otra manera, porque los ánimos no son los mejores, y cuando se pretende acusar a esta dirigencia de intolerante y demás, no se quiere ver el esfuerzo denodado que hace esta conducción gremial para sostener a los trabajadores y para que el reclamo no se convierta en algo incontrolable, por la frustración y la bronca del compañero municipal, sumado a la inercia por parte de las autoridades".

Descuento de haberes

Desde el Ejecutivo Comunal, en tanto, fue el secretario de Gobierno, Ernesto Cruz, quien luego de señalar que "un 20 % de trabajadores está adherido" al paro, adelantó que "el Ejecutivo evalúa llevar adelante el descuento de haberes para empleados que acatan la medida".

El funcionario aseguró que "en términos generales, ante el paro por tiempo indeterminado decidido por el SOEM, no hemos tenido mayores inconvenientes para funcionar, salvo algunos temas puntuales, como ser el suscitado en el Vaciadero Municipal, en donde por la mañana camiones recolectores que se encontraban haciendo su labor y que fueron a descargar la basura ingresaron al predio, pero fueron retenidos por quienes estaban sujetos a la medida de fuerza y no los dejaron salir hasta las primeras horas de esta tarde".

Cruz insistió más adelante con que "la gran mayoría de los empleados se encuentra trabajando", por lo que "estamos cumplimiento con todos los servicios que actualmente brinda la Municipalidad en la ciudad".

Explicó que "el SOEM lo había expresado en el escrito que presentó en Intendencia, que las guardias mínimas de servicio están garantizadas en cada uno de los sectores, aunque debe haber algún área en la cual el acatamiento seguramente es mayor y requiere de la conformación de una guardia mínima diferenciada; no obstante, reitero que no hemos tenido ningún inconveniente con la prestación del servicio municipal a la comunidad".

Cruz aseveró que "desde el Ejecutivo municipal se está analizando la posibilidad de llevar adelante los descuentos de haberes de aquellos trabajadores municipales que están adheridos al paro, ya que tenemos en cuenta que hay empleados que están cumpliendo con su responsabilidad y, a su vez, desde el Ejecutivo ha habido una oferta que, si bien el gremio la ha rechazado, no deja de ser cierta".

Para el funcionario, "eso permite considerar que el sindicato se ha excedido con la medida de fuerza, dejando de lado la posibilidad de seguir trabajando conjuntamente en el ámbito de paritaria".

Denuncia penal por daños al patrimonio público

Por la tarde, a través de sus asesores letrados, el Municipio de Río Gallegos presentó una denuncia penal ante la Fiscalía de turno, a cargo del doctor José Chan, por daños al patrimonio público, al patrimonio municipal y porque las acciones del grupo de personas que manifiestan con quema de cubiertas en las puertas del Palacio Comunal, afectan el normal funcionamiento de la Municipalidad.

Al respecto, Cruz explicó que "la protesta ha causado daños producto de la quema de cubiertas, en los edificios públicos, al pavimento, daños a propiedad pública y privada, razón por la que manifestamos que el derecho de huelga -según establece la Constitución Nacional- no debe afectar el orden público, ni los servicios públicos, ni la paz en la vía pública".

Según indica el texto de la presentación, efectuada por los doctores Arturo Saá y Marisa González, "es clara la comisión por parte de un grupo de personas de actos que producen daños en bienes municipales y de dominio y uso público, cuyo cuidado y mantenimiento está bajo la jurisdicción de la Municipalidad de Río Gallegos"; como también señalan que dichos actos afectan el normal funcionamiento de las áreas administrativas existentes en el edificio municipal.

A la denuncia se adjuntaron tomas fotográficas de distintos sectores del edificio municipal alcanzados en forma directa por las llamas y el humo, por lo que el inmueble aparece afectado por los restos de la combustión del material. Todo ello sin perjuicio de otros daños que se producen sobre monumentos históricos como el propio Palacio Municipal y espacios aledaños, como la Plaza San Martín, la Catedral y los colegios e instituciones públicas y privadas cercanas. A ello se suma que también han sido dañadas las aceras y las calles, porque el intenso calor que desprende la quema levanta las baldosas y derrite el asfalto.

"Es así que las acciones desplegadas por el grupo de personas que se denuncia va mucho más allá del constitucionalmente reconocido derecho de huelga, ya que no sólo se está dañando al patrimonio municipal y a los bienes públicos, sino que se está afectando el derecho de los ciudadanos a trabajar", indica la presentación.

De igual forma, se fundamenta esta afirmación con los informes de la Dirección de Personal, donde se indica que los días 29 y 30 de septiembre pasado se tomó la decisión de cerrar los sectores de atención a los vecinos por la quema de cubiertas; en tanto, la Dirección de Informática debió desconectar sus equipos por los inconvenientes generados a raíz de las acciones de los manifestantes; "por todo lo cual no sólo se cercena el derecho a trabajar y el de los vecinos a realizar sus trámites ante la administración, sino que también causa graves perjuicios económicos a la Municipalidad, por no poder cobrar los impuestos".

Según denunciaron los asesores letrados de la Comuna, "las conductas desplegadas por las personas denunciadas van mucho más allá del ejercicio constitucionalmente admitido de huelga, porque afecta al derecho de propiedad, al de libre circulación, al de trabajar, a la salud y a un medio ambiente sano".

Por todo ello y "teniendo en cuenta la gravedad de los hechos denunciados y los derechos constitucionales invocados, solicitamos se dicten medidas a efectos de que cesen los actos delictivos.

A tales efectos, peticionamos que se ordene a la fuerza pública a que se constituya en los sectores que hemos señalado para que haga cesar la quema de cubiertas y el corte de calles.

Solicitamos que esta medida sea tomada en forma cautelar e inmediata, a efectos de resguardar los bienes de uso y dominio público y la integridad física de las personas.

Asimismo, solicitamos se identifique a las personas que se encuentran desplegando las conductas denunciadas".

De esta forma, el Municipio se constituye como parte querellante, remitiéndose de esta forma a las consideraciones de hecho y de derecho expuestas.

Comentá la nota