Quejas de vecinos por baja tensión de luz

Comerciantes y vecinos de una zona céntrica de Berisso expresaron su indignación y preocupación por la baja tensión del servicio de luz, que padecen desde el año 2006. Como consecuencia de estas fallas, denunciaron la recurrente pérdida de artefactos eléctricos y por eso solicitaron una rápida solución a la empresa Edelap.
Desde la compañía energética reconocieron los inconvenientes y dijeron que "se van a comenzar a realizar recambios de cables". En ese sentido, apuntaron que "desde hace un tiempo se viene llevando a cabo un relevamiento en la zona para saber a ciencia cierta qué hace falta para mejorar el servicio y en estos días se pondrán en marcha los trabajos".

La manzana que abarca las calles Montevideo, entre 4, 5 y 166, es una de las zonas más afectadas. Los dueños de los negocios que se encuentran sobre la avenida principal y aquellos usuarios particulares, padecen serios problemas por la baja tensión de luz desde hace ya tres años. "Tenemos decenas de reclamos, cartas documentos, copias enviadas al ENRE pero lamentablemente lo único que logramos es que nos pongan el relojito y se vayan, no más que eso", contó Luciana Ohresser, dueña de una peluquería.

Durante el día, las mediciones de tensión arrojan como resultado 166 voltios, mientras que de noche llegan a los 180, según señalaron los vecinos. "Sabemos que una de las soluciones es cambiar la alimentación mediante una red subterránea que está en calle 5 y Montevideo, pero estamos esperando que lo hagan", agregaron.

A raíz de lo planteado, los comerciantes aseguran tener serios trastornos ante la rotura de diversos artefactos. José Rotondo, sostuvo que en su restaurant "hay horarios en que queda todo oscuro y hasta se genera inseguridad; de noche tenemos los mayores inconvenientes y cuando se nos rompe algo nos cuesta mucho repararlo".

QUEMA DE ARTEFACTOS

Mariela Scarsella, quien trabaja en un locutorio de 4 y Montevideo, sostuvo que "ya se nos quemaron varias computadoras y módems y ahora hace dos días que no tenemos Internet". En tanto, la peluquera se ve afectada por la recurrente pérdida de secadores y máquinas de pelo: "Incluso se me rompió el aire acondicionado y en el caso del carnicero, para poder usar la picadora tiene que apagar las heladeras", remarcó Luciana Ohresser.

Vilma Bassani, una vecina que tiene su vivienda en la zona afectada, también señaló que "la tensión sube y baja e incluso hay horarios en que no arranca ningún electrodoméstico; en mi caso particular el teléfono inalámbrico no funciona y en muchos casos ya se han quemado heladeras por lo que realmente pedimos una urgente solución", concluyó. (Fuente: EL DIA)

Comentá la nota