Quejas vecinales porque Cliba no retira los residuos

En ciertos barrios, la basura lleva días sin ser recogida. Trabajan a convenio.
La etapa de transición del servicio de recolección de residuos de la ciudad de Córdoba está resultando un serio problema para los vecinos. A sólo 19 días de que la empresa Córdoba Recicla Sociedad del Estado (Crese) se haga cargo de la prestación en lugar de Cliba, la basura se acumula en distintos barrios y lleva días sin ser retirada, pese a que pasaron las fiestas de fin de año.

En la zona norte, tanto ayer como el domingo se observaron muchas cuadras en las que la basura se apiló en cestos, veredas y ramas de árboles.

Algunos de los reclamos por falta de servicio se formularon en barrios Alta Córdoba, Las Margaritas, La France, Alto Verde, Quinta Santa Ana y Marqués de Sobremonte.

En Alto Verde los vecinos dijeron que los camiones recolectores no pasan desde hace “tres o cuatro días” y la basura “se está descomponiendo, con olores que se tornan cada vez más insoportables”. En calles Hurtado de Mendoza y Ombú hay bolsas con residuos esparcidas en una plazoleta.

Desde calles Arcos y Gaboto (barrio Sargento Cabral) hay quejas vecinales porque el barrido no es óptimo. “Hace 15 días que hay residuos”, dicen.

Hay vecinos que plantean que los empleados de Cliba se llevan sólo parte de la basura. Algunos preguntan irónicamente si hay que dejar que “se pudra” frente a los domicilios o si conviene “tirarla al río”.

También hay denuncias de que en la Costanera hay “montones” de bolsas amontonadas, además de escombros. Muy cerca de calle Sagrada Familia hay desperdicios que invaden parte de la calzada de la Costanera. Asimismo, hay calles próximas tapadas de basura.

El titular del gremio de recolectores de basura (Surbac), Mauricio Saillén, explicó que los empleados de Cliba están trabajando “a convenio” porque la empresa “no les paga horas extras y está por dejar el servicio”. Además, dijo que “los camiones se rompen y están parados durante horas”.

Trascendidos empresarios atribuyen la falta de recolección “en algunos sectores puntuales” a la “merma en la colaboración por parte de los empleados, a que no trabajan al ritmo de siempre”. Las versiones señalan que no hay problemas operativos y los camiones salen a la calle. “El problema no es generalizado y a Cliba no le interesa irse con una mala imagen”, aseguran.

Comentá la nota