Quejas por la suciedad de las calles tras el cierre de los boliches

LOMAS: Vecinos de Lomas que residen en las inmediaciones de Carlos Pellegrini y Sáenz reclaman medidas de control a raíz del estado en el que quedan las arterias de la zona luego de que se cierran los locales bailables los fines de semana. Piden una solución a las autoridades porque aseguran que están "cansados de encontrar todo tipo de desperdicios en la puerta" de sus casas.
Los vecinos de Lomas de Zamora, que residen en las inmediaciones de las calles Sáenz y Pellegrini reclaman por soluciones al problema que viven todos los fines de semana al cierre de los locales bailables de la zona. "Cada domingo nos encontramos con un panorama desagradable, no queremos ni mirar a nuestro alrededor", resaltaron.

Los residentes del barrio afirmaron ante Info Región que las puertas de sus casas y las veredas de toda la cuadra se inundan desde todo tipo de suciedad. "Aquí se encuentra de todo, desde vómitos, desechos y basura, y además de los jardines quedan destruidos. Necesitamos que haya un mayor control", indicaron.a

Así, piden al municipio y la policía que controle y mantenga el orden, sobre todo cuando los jóvenes salen de los boliches.

"Necesitamos que la policía y el municipio controle cuando los jóvenes salen de los boliches, que no permitan el descontrol y este flagelo que soportamos los vecinos, quienes nos sentimos muy desprotegidos", señalo María Aranda, que viven en Sáenz al 100. Al mismo tiempo coincidieron en que "se debe tomar alguna medida para que se respeten a los que viven en la zona". "No nos merecemos levantarnos un domingo y encontrarnos con ese escenario horrible lleno de basura, canteros destruidos y hasta vidrios rotos. Todos los domingos suelo hacer las compras y encuentro en la puerta de mi casa botellas tiradas, muchas de ellas rotas, además de en cada esquina vómitos y materia fecal", afirmó un vecino de la calle Pellegrini al 200.

En tanto, señalaron que muchas veces no pueden descansar por la noche por los gritos y las corridas, algo que altera el nivel de vida que pretenden llevar. "No dormimos en paz, porque también tememos que nos entren a robar", indicaron.

"El último fin de semana fue peor que cualquier otro y sabemos que si no se toman las medidas correspondientes esto va a ser cada vez peor, necesitamos que se controle cómo salen los chicos de los boliches, porque realmente están atentando con la tranquilidad de toda la comunidad y también con sus vidas, por circular así por la calle", resaltó María ante la consulta de este medio.

Los vecinos afirmaron que sólo reclaman "que se tome conciencia". "Así no se puede vivir, que la policía como también el camión de seguridad de Municipio que está parado en la puerta de los bares y pub’s de la zona no permita que se perjudique el bienestar de la vecindad, sólo eso pedimos", añadieron.

Y concluyeron: "¿Hasta cuándo debemos seguir soportando todo este descontrol? Necesitamos que alguien nos dé una respuesta, los vecinos de esta zona denunciemos este flagelo".

Comentá la nota